Un torbellino de Levante

Un torbellino de Levante

En la Segunda División no está nada escrito: es aquí donde todos los equipos pueden jugar sus mejores bazas, casi independientemente de presupuestos, jugadores e historias. En la categoría de plata del fútbol español se trata de ser constante y regular, de hacer las cosas bien y de intentar buscarse un hueco entre los más grandes. De eso se están encargando este año equipos como el Levante UD, Sevilla Atlético o Reus Deportiu. El entretenimiento está asegurado.

Después de estar seis años en la élite del fútbol español, el club granota ha vuelto este curso a la Segunda División. Tras una catastrófica temporada en Primera, el Levante UD se ve las caras de nuevo con la segunda categoría del fútbol español y con ganas de revancha, esta vez se ha convertido en uno de los principales candidatos al ascenso de cara a la próxima temporada.

El Levante UD ha firmado un arranque de temporada casi idílico, pues puede presumir de haber ganado 9 de los 14 partidos jugados, y de haber cedido puntos tan sólo en cuatro empates y una derrota. Esto le ha convertido en el equipo menos goleado de la categoría, compartiendo el privilegio con el Reus Deportiu, ya que han encajado únicamente 10 goles en lo que va de campaña. A día de hoy, acumula 261 minutos sin recibir ningún gol y ha terminado con la portería a cero en 7 de los 14 partidos disputados. Con estas cifras no es de extrañar que el equipo se sitúe líder en solitario con 31 puntos; ocho puntos de diferencia con su seguidor más cercano: el Sevilla Atlético.

Equilibrio

El equipo comandado por Muñiz está marcando la diferencia en una categoría en la que no es fácil destacar, pues la Segunda División se caracteriza por estar muy igualada. Aquí, los puntos están muy repartidos entre todos los equipos y sólo sobresalen los que saben hacer las cosas muy bien y de manera constante.

El conjunto valenciano cuenta en su plantilla con jugadores consolidados en Primera División y con experiencia, sorprendiendo a todos. A esto se le suma un sistema de juego casi letal en la categoría de plata: el 4-2-3-1. Con él, Muñiz puede dirigir un equipo que esté equilibrado tanto en defensa como en ataque, ayudándose, sobre todo, en los dos mediocentros. Así pues, al club granota se le encuentran pocos puntos débiles.

Desde luego, el Levante UD está demostrando esta temporada que quiere recuperar su puesto en la élite del fútbol nacional. A veces los descensos son un trampolín para que los equipos cojan confianza y se hagan más fuertes. El club valenciano así lo está demostrando. El próximo sábado se medirá al Real Oviedo, uno de los históricos de esta categoría.

Las revelaciones

El filial del Sevilla FC está dejando boquiabiertos a propios y extraños con una jerarquía impropia de la edad de sus jugadores. Nombres como Borja Lasso o Ivi no tardarán en aparecer en los estadios de Primera. Diego Martínez está realizando un extraordinario trabajo.

Otro equipo que se está convirtiendo en la sorpresa de la temporada es el recién ascendido Reus Deportiu, que ha pasado de jugar las últimas cuatro temporadas en 2ªB a situarse octavo en la clasificación de 2ªA, compartiendo puntos con el Real Zaragoza y el Real Oviedo.

Se le puede calificar como equipo revelación, pues con un pasado y un presupuesto de lo más humildes está siendo capaz de plantar cara a los equipos más fuertes.

Miriam Barberá.

Redactora de Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.