Tour 1976: un récord para la posteridad

Tour 1976: un récord para la posteridad

Érase una vez un gregario. Un hombre -llamémosle JL- de palmarés modesto que el día anterior no había tenido fortuna, como el resto de sus compañeros, incluido el líder; el mítico Luis Ocaña, que se despidió de su sueño de sumar un segundo Tour de Francia.

Por eso, esa noche, el director de equipo reunió al plantel y sentó las nuevas bases de cara a lo que restaba de ronda. “Señores”, vino a decir, “ahora hay que buscar victorias de etapa”.

Para nuestro protagonista, esas palabras fueron música para sus orejas. JL se sentía bien a pesar de que solo unas horas antes había cedido en las rampas del Izoard. Por eso, ese 6 de julio, ni los 224 kilómetros de la etapa, ni las tres cotas (Saint Jean, Passau de Telle y Mont d’Or), que jalonaban el recorrido amedrentaron a nuestro hombre.

Tras el control de avituallamiento de Savnes-Le-Lac, JL arrancó y en apenas 10 kilómetros obtuvo más de cuatro minutos de ventaja. El pelotón, más pendiente de la jornada de descanso del día de San Fermín, rodaba tranquilo pensando que el aventurero caería por su propio peso.

Jose Luis Viejo hace récord
Recorrido de la 11ª etapa del Tour 1976 | Foto: forodeciclismo.

Se equivocaban. JL rodaba casi a 40 kilómetros por hora, devorando los kilómetros, un bidón de té azucarado, tres bocadillos de queso y carne, un par de tartitas dulces y alrededor de 20 azucarillos en los 160 que rodó en solitario.

Cuando el pelotón quiso reaccionar ya era demasiado tarde. JL cruzó brazos en alto la línea de meta en Manisque y la serpiente multicolor se encontraba a un mundo de distancia. Tuvieron que pasar 22 minutos y 50 segundos, para que el público que flanqueaba la meta aplaudiera al segundo clasificado de aquella célebre etapa.

José Luis Viejo
José Luis Viejo | Foto: MD.

Por ello, JL, iniciales tras las que se esconde el ciclista de Azuqueca de Henares, José Luis Viejo, ha pasado a la historia del ciclismo moderno. Y es que, la undécima etapa del Tour de 1976 aparece en los Records Guinnees como la victoria que registró una mayor distancia con respecto el segundo clasificado en una etapa del Tour tras la II Guerra Mundial.

Solo en los albores del ciclismo, en 1921, el belga Heusghem aventajó en más tiempo (23 minutos y 24 segundos) al segundo clasificado en la meta de Luchon.

Un logro difícilmente superable tanto en el presente como en el futuro de la ronda por etapas más importante del mundo.

Juanjo Ortega.

Redacción Olympo Deportivo.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

olympodeportivo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies