Sonrisas gracias a un balón

Sonrisas gracias a un balón

El fútbol es uno de los deportes más seguidos del mundo. En España nadie duda de que es el más seguido, el que más pasiones levanta, el que alegra o entristece el día a más de una persona. Pero si hay un equipo en este país que cumple eso a la perfección es el Levante UD-EDI.

Síndrome de Down
Imagen: Levante UD.

Nacida en 2012, la Escuela de Discapacidad Intelectual del Levante es un proyecto pionero en España que utiliza el fútbol como forma de integración y de ayuda a personas con síndrome de Down, autismo o Asperger. Tras comenzar con tan solo once jugadores, en esta temporada 2015-2016, la cuarta, cuenta ya con 75 futbolistas, entre chicos y chicas de entre 16 y 42 años (sin contar la escuela de iniciación, que va de los 8 a los 14 años), que han visto cómo ellos también pueden competir al máximo nivel y defender con un orgullo envidiable la elástica granota.

Los técnicos y educadores se encargan cada día de hacer más y más grande un proyecto ilusionante que hace que a tantas personas no se les quite la sonrisa de la cara. Hay muchos casos diferentes, pero algo muy común es que casi a todos los participantes les costaba relacionarse y realizar algún tipo de actividad, y ahora no pueden imaginarse sin ella. Han creado un vínculo especial entre deporte y vida y que, a pesar de que sea para gente con las discapacidades citadas, no descarta a nadie. Es el caso de Quico y Álvaro. El primero nació con sndrome de Down y, el segundo, sin ninguna discapacidad. Álvaro fue a acompañar a su hermano al primer entrenamiento y decidió no perderse ninguno. Una pasión de sangre que comparten los dos junto a muchos otros, jugando al fútbol y haciendo amigos.

La iniciativa del Levante ha causado furor, y otros equipos de la Liga se han puesto manos a la obra para crear el suyo. El Villarreal lo ha formado en 2015 y clubes como el FC Barcelona y el Celta de Vigo se han estado informando. Y es que todo esto es una prueba de que discapacidad no tiene nada que ver con incapacidad, que cualquier cosa es posible si tienes fuerza de voluntad y personas que te ayuden a llevarlo a cabo. Y es que las sonrisas son gratis y no hay nadie más agradecido que una persona feliz, como estos chicos que cada semana se calzan sus botas y se visten de corto para competir y disfrutar.

En el Levante llevan años luchando, los demás deberían seguir su ejemplo para pronto poder ver la Liga de las estrellas EDI.

Un artículo de María Trigo para la sección #Paralímpicos de Olympo Deportivo Magazine.
Compartir:
María Trigo. Coordinadora de contenidos en Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.