Sin fe, sin identidad y sin Mundial

Sin fe, sin identidad y sin Mundial

La selección española cayó ante Chile en el segundo partido del Mundial de Brasil y queda apeada del torneo que defendía; a las primeras de cambio, y sin ningún tipo de excusa. Ante la sorpresa de todos los ojos y con la peor de las sensaciones: la de haber perdido su propia identidad.

Se esperaban cambios en el once de Vicente Del Bosque, tras la humillación sufrida la pasada semana ante Países Bajos. Finalmente fueron los barcelonistas Gerard Piqué y Xavi Hernández los que tuvieron que dejar su sitio a Javi Martínez y a Pedro, respectivamente. El técnico salmantino buscó más mordiente arriba, con el extremo canario acompañando a Silva y Diego Costa en ataque, y decidió retrasar a Iniesta para aportar creatividad en la zona ancha y, probablemente, para que jugase más pegado a Silva.

Por parte del combinado chileno, solo un cambio con respecto al dispuesto en la victoria frente a Australia: el de Silva por Valdivia. No quería arriesgar Sampaoli ante el poderío ofensivo de España y decidió reforzar la parcela defensiva, con un 3-4-1-2.

Arrancó el partido con una doble ocasión para Chile, que paró el corazón de los españoles por un instante, y que no iba a ser más que un anticipo de lo que estaba por llegar.

Fue en el minuto 14 cuando se produjo el acercamiento más peligroso de la Selección.Fue Costa el que se internó en el área, por la derecha, y le pegó escorado. Iniesta la cazó y la pelota acabó en las botas de Alonso, cuyo chut se estrelló en el cuerpo de Bravo.

La presión se ejercía a un gran ritmo en ambos conjuntos, y cualquier error era fatal. Ocurrió en el 20’, por desgracia para España, cuando una mala cesión de Alonso para Ramos fue aprovechada por los chilenos, que articularon una gran combinación que acabó con un pase de Alexis hacia Aránguiz, que a su vez asistió a Vargas, quien, solo, se zafó de Casillas y, en tres toques y casi desde el suelo, puso el 0-1 en el luminoso.

Jarro de agua fría para los de Del Bosque, quien se mostró visiblemente molesto ante la debilidad defensiva de los suyos. Pero no bajaron los brazos los españoles, que reaccionaron con dos disparos hacia la meta de Bravo. El primero fue de Alonso, quien la envió muy por encima del travesaño. El segundo, de Costa; tras estrellar el esférico en el lateral de la red. Los chilenos, aguerridos y sólidos en defensa, solo podían ser superados por alto, y a balón parado. Fue lo que una y otra vez intentaban sus rivales, sin éxito.

La pesadilla se consuma

Cuando parecía que ambos conjuntos esperaban de buen grado el descanso llegó el segundo mazazo para España. Una falta botada por Alexis la despejó Casillas, al centro y a las botas de Aránguiz, quien la puso dentro. Con eso se llegó al descanso. Los chilenos, enfervorecidos; los españoles, sin consuelo.

Intentó voltear la situación el seleccionador español sustituyendo a Xabi Alonso por Koke, en el descanso. Diego Costa se quedó solo frente a Bravo, dentro del área, tras un magnífico pase de Iniesta. No estuvo acertado el hispano-brasileño, que tardó demasiado y acabó enviando fuera el cuero. Tapó bien Isla.

Pocos minutos después, una chilena de Costa desde el lateral del área -tras un despeje de Bravo en una falta lanzada por Ramos- acaba en los pies de Busquets, que incomprensiblemente no atinó a empujarla a un palmo de la línea de gol.

El cronómetro iba avanzando, y a España cada vez se le hacía más difícil digerirlo. Chile resistía con alegría y tuvo sus opciones de sentenciar. La más clara, de Isla en el minuto 67, al segundo palo y desde el suelo. Se le fue alto. Iniesta, quizás un mirlo blanco al lado de sus compañeros, lo intentó desde lejos, buscando sorprender al meta chileno. Reaccionó bien Bravo por arriba,

La recta final del choque fue una pesadilla para los españoles, que hacía tiempo que habían perdido las esperanzas de que se produjese un milagro que evitase el desastre jamás pensado. La campeona del mundo se convertía en la primera en abandonar Brasil, a expensas del fatídico trámite que deberán cumplir ante Australia.

Ficha técnica:

España: Casillas; Azpilicueta, Ramos, Javi Martínez, Jordi Alba; Busquets, Xabi Alonso (Koke, min. 45), Iniesta; Silva, Pedro (Cazorla, min. 75) y Diego Costa (Torres, min.63).

Chile: Bravo,  Silva, Medel, Jara; Isla, Aránguiz (Gutierrez), Marcelo Díaz, Mena, Vidal (Carmona, min. 87); Alexis Sánchez y Vargas (Valdivia).

Árbitro: Mark Geiger (USA). Amonestó con cartulina amarilla a Xabi Alonso,  por parte de Espala; y a Vidal y Mena de lado chileno.

Goles: 0-1. Vargas, min. 20,  0-2, Aránguiz, min. 43.

José Antonio Vega.

Compartir:
José Antonio Vega. Director y Fundador de Olympo Deportivo.

Comentarios 1

  1. ¿Por qué, España? | Olympo Deportivo
    Jun 19, 2014 Responder

    […] Una selección que tiró por la borda un Mundial en tan solo 180 minutos, un equipo que se mostró irreconocible, un equipo que lo había ganado prácticamente todo en los últimos seis años, y cuyo ciclo, como […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.