Portugal, radiografía de una selección perdida

Portugal, radiografía de una selección perdida

La selección de Portugal, pese a haber ganado sus últimos compromisos oficiales, no termina de convencer. Los lusos, que parecen tener en su poder a una de las generaciones más proliferas de su historia no atisban, ni por asomo, un horizonte dorado.

Portugal
Nani durante la derrota ante Albania. | Foto: Elcomercio

Tras el únicamente semi-mediático efecto Fernando Santos, y pese a la aparición de nombres más o menos desconocidos y de algunos regresos, parece que la historia en la selección portuguesa no es diferente a la que llevó a un reciente giro en el timón.

¿Qué ha llevado a estar cerca de amortizar una generación increíble que no ha logrado la excelencia?

Si bien el ciclo de Paulo Bento estaba totalmente zanjado, no parece que el problema de la selección portuguesa estuviera motivado por su dirección técnica. Tampoco parece que sea cuestión de cambiar unos nombres por otros, y más cuando tanto los que estaban y ya no están como  las nuevas llegadas ocupaban en realidad lugares secundarios. Hablamos de hombres como José Fonte o Anthony Lopes, que han tomado el testigo de Eduardo y de Neto.

Decimos esto sabiendo que en el grupo de «los conquistadores», absolutamente todos sus componentes son secundarios, salvo Cristiano Ronaldo. Al menos así se han comportado en muchos casos.

El extremo, postulante a un nuevo balón de oro, ha sido capaz de eclipsar a un grupo de enormes jugadores que han perdido la iniciativa, por uno u otro motivo. Hombres como Miguel Veloso, Meireles, João Moutinho o Nani apenas han sido decisivos en estos años. No han sido regulares ni constantes, pese a detalles de brillantez.

Lo vivido en el pasado Mundial, cuando Ronaldo no estaba en condiciones de competir sin que se discutiera no ya su convocatoria, sino su titularidad, fue la prueba de los claroscuros de un equipo que vive a expensas de que su capitán esté al cien por ciento.

El diagnóstico

Una tesis podría ser la de que, pese a la proyección de muchos de sus componentes, la calidad de algunos de ellos puede ser discutida. No es un secreto los constantes problemas físicos de Fabio Coentrão, ni la falta de fiabilidad de Bruno Alves o de Pepe. Tampoco la  falta de transcendencia en el juego, pese a su calidad, de Miguel Veloso.

Con algunos de ellos ya con problemas para volver a recuperar su lugar en el once, no hay apenas debate en uno de los focos de atención de los órganos de comunicación social y de los seguidores;  al equipo le hace falta un delantero centro de garantías. Esta segunda explicación es obvia: Hélder Postiga está a medio camino entre un ‘nueve’ y un ‘diez’, pero no es lo que necesita el equipo, a pesar de los fracasos de Hugo Almeida o Éder

Además, si buscamos nos damos cuenta de que no hay muchas alternativas, aunque pensemos en el brasileño nacionalizado Rodrigo Lima, o en jóvenes como Gonálo Paciência o Aladje. Mientras tanto, jugadores como Marco Paixão, Bruno Moreira o Edinho parecen estar llamados, al menos, a tener una oportunidad.

También se cuestiona el dibujo, a la hora de pensar en CR7 como delantero centro, pero esta idea desaprovecha su recorrido en el terreno de juego, aunque facilitara la entrada de Ricardo Quaresma, por ejemplo. La verdad es que el 4-3-2-1 típicamente portugués, con casi todas las posiciones claras, parece que debe evolucionar.

La última idea en desarrollo es la de la regeneración (en proceso) del grupo. La convivencia de jugadores como Rapahael Guerreiro, Antothy Lopes o William Carvalho con otros como Beto, Pepe, Tiago, Ricardo Carvalho o Postiga hace que el liderato del grupo deba ser asumido a medio plazo, además de por CR7, por Rui Patricio, Moutinho y Nani, quieran o no quieran tal responsabilidad.

En definitiva, los partidos oficiales, los que sirven para pulsar la realidad de una selección, no están dejando mucho espacio a soñar con el éxito de una selección que lleva desde la derrota ante Grecia en «su Eurocopa” a medio camino entre el fracaso y la historia.

José María Nolé.

Compartir:
Redacción Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.