Portimonense, un oasis en el fútbol portugués

Portimonense, un oasis en el fútbol portugués

El Algarve es un oasis en el fútbol profesional portugués. Si trazamos una línea a la altura de Lisboa -vendría a ser casi un ecuador- vemos como la gran mayoría de los clubes de élite se sitúan por encima de esa línea; de hecho hablamos de 39 de 42 equipos, casi un 93%.

Portimonense

Son datos claros, en cuanto a números, y quizás difícles de explicar. No es un problema de tradición, pero quizás la cuestión económica esté siendo decisiva, ya que es muy difícil que los clubes consigan dar el salto desde el Campeonato Nacional de Seniors, que es la tercera categoría y tiene una consideración semiprofesional.

En este contexto, supone un éxito tremendo que el Portimonense celebre en estos días su centenario y que cumpla 14 cursos consecutivos en las competiciones profesionales de Portugal. Hablamos de uno de los principales equipos del Algarve, ya que hace sus 100 primeros años de historia tras haber competido en todas las categorías del fútbol luso, incluyendo 14 ejercicios en primera división y habiendo llegado a competir en Europa.

Fundado el 14 de agosto de 1914, con un quinto puesto como hito clasificatorio en la máxima categoría, tiene un bonito palmarés en el que destacan tres campeonatos del Algarve, dos títulos de la II división B y uno de la Segunda Liga.

Ha sido, además, un club en el que ha cohabitado mucho talento. Una muestra es que ha contado a lo largo de su historia con hombres tan importantes como Luis Norton de Matos (1981-82/1983-84), José Carlos y César Brito (ambos en 1987-88 y 1988-89), Diamantino Costa (1977-18/1979-80), Rui Aguas (1983-84 y 1984-85) y Vítor Oliveira (1983-84 y 1984-85), que es además, junto a Manuel José, uno de los técnicos más importantes a lo largo de la línea del tiempo de la sociedad.

Fue precisamente Manuel José quien llevó al equipo al comentado quinto puesto en liga, que le dio derecho a disputar la Copa de la Uefa en la temporada 1985-86, ya con Vítor Oliveira en el banquillo.

El orgullo de su capitán

Para hablar acerca de la temporada y del centenario del club nadie es más adecuado que Ricardo Pessoa, capitán e historia viva del Portimonense, con más de 250 partidos oficiales en su espalda. Ha jugado más que nadie en el equipo, pero además está a 4 goles del belga Serge Cadorin para erigirse como máximo goleador.

Pessoa nos confiesa que la temporada 2014-15 será «especial» por ser la del centenario del club. Al ser cuestionado por los objetivos marcados para la misma, afirma lo siguiente: «Queremos crear un equipo, sabemos que tenemos por delante un bonito objetivo y que queremos empezar bien, con victorias. Nuestro objetivo primordial es el campeonato, y empezamos a competir con muy poco tiempo y buscando ganar ritmo de juego y rutinas, cuestión que era nuestra principal preocupación y para lo que nos sirvió la Taça da Liga».

Además, para esta temporada ha llegado al banquillo Vítor Maças, técnico del que hablan muy bien en Portugal y que, según el capitán, conoce el club porque «ya ha trabajado con nosotros». De él destaca «el espíritu de ayuda mutua» y su intención de que «su felicidad sea la de todos».

En el apartado personal, Pessoa admite que ser el líder del equipo en este momento tan especial para el club es todo un orgullo. «Me siento muy orgulloso, principalmente por formar parte del club en esta temproada y, obviamente, también por ser el capitán en el centenario, siendo Portimonense el equipo de mi corazón», comenta.

Para finalizar, el capitan del club sureño lanza un mensaje a los suyos: «Espero que podamos hacer que nuestros adeptos puedan sentirse orgullosos y dignificar al equipo en una ocasión tan simbólica».

José María Nolé.

Compartir:
Redacción Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.