Inicio / Noticias / Entrevistas / Pablo Feijóo: “Nuestro objetivo es mantenernos en las Series Mundiales”

Pablo Feijóo: “Nuestro objetivo es mantenernos en las Series Mundiales”

Su trayectoria dentro del deporte oval le convierte en uno de los referentes españoles. Ha formado parte del equipo olímpico de Rugby 7 que participó en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Ahora, Pablo Feijóo (San Sebastián, 1982), se encarga de dirigir al Seven español con el objetivo de mantenerse en la élite de las Series Mundiales la próxima temporada.

Pablo Feijoo

El donostiarra dialoga con Olympo Deportivo Magazine justo después de aterrizar de un nuevo compromiso internacional. España, tras lograr el ansiado ascenso a las Series Mundiales el pasado mes de abril, busca ensamblar sus piezas de cara al futuro.

Pregunta. ¿Se nota mucho la diferencia entre jugador y seleccionador?

Respuesta. Particularmente, yo prefiero jugar al rugby 7, ya que me considero un jugador más en el campo y la verdad es que es lo que a mí me gusta. Al final, el tiempo pasa para todos y los jóvenes vienen pisando fuerte en las categorías inferiores.

Yo decidí retirarme después de las olimpiadas, qué mejor momento que ese. Ahora estoy de entrenador y de momento me va bien. Esperemos que todo siga igual.

P. Una de las características más importantes que definen a una selección en rugby es la diferenciación entre el rugby 7 y el XV. En España, prácticamente todos los jugadores proceden del rugby XV y han jugado con la modalidad del Seven. ¿Cree que en España se debería de diferenciar por separado ambas categorías?

R. Creo que podríamos hacer un calendario, y ahora que hay mucha polémica con ello, en el que los dos últimos meses de temporada de XV más junio, se podría realizar una liga de Seven competitiva o un torneo competitivo, que no fuesen en contraposición a la liga de XV. Para eso, habría que reducir la liga de XV, que es conveniente porque van a subir el nivel y van a ser partidos más atractivos, y va a descongestionar a los jugadores de disputar 32 partidos, o 36 en el caso de algunos equipos. Eso es una auténtica locura.

De esa forma, tendremos una competición de XV exigente y vendible a la TV, después vendría un periodo de XV a nivel internacional durante febrero-marzo. Luego, a finales de marzo y abril, tendríamos el playoff de División de Honor, y las finales de abril hasta junio. Se podría hacer unas Series de Seven competitivas que pusiesen a muchos jugadores en el marco internacional.

Desgraciadamente, en España no nos ponemos de acuerdo ni para saber cuántos equipos queremos en División de Honor, ya que cada uno mira por sus intereses en vez de intentar mirar por el bien del rugby español. Pero bueno, son propuestas que hay que ir trabajando poco a poco, y a ver si de aquí a 20 años pueden salir.

Pablo Feijoo

P.¿Podría ayudar la creación de una competición o liga específica de rugby Seven?

R. Sí, sin duda alguna. Las chicas, de hecho, con el universo del deporte femenino, están originando que todas las grandes empresas pongan todo su capital en el deporte femenino. Un caso concreto es el de Iberdrola, que lo único que quiere es deporte femenino y está en todos, porque tienen unas excepciones y desgravaciones fiscales muy fuertes que, a día de hoy, el deporte masculino no las tiene. Entonces, como está de moda eso y tiene ventajas, ellas tienen patrocinadores que les hacen prosperar y crecer, mientras que el deporte masculino minoritario sufre, ya que no podemos sacar adelante esos proyectos que otra gente sí que saca.

P. Dentro de la élite de las Series Mundiales, ¿cuál es la selección que más temen, por estilo de juego o por características?

R. Creo que hay varios equipos que están por encima de nosotros. Todos nuestros rivales están por encima de nosotros, pero hay algunos que tienen un gran nivel como es Sudáfrica, Fiji o Nueva Zelanda. Son equipos que juegan a un 7 muy dinámico, gente muy bien preparada y, físicamente, son portentos físicos.

Estos equipos están en la parte alta en todos los torneos, y son gente que mantiene su estado físico y mental durante dos semanas al más alto nivel. Esos equipos son los que se nos van un poco. Nuestra liga estará con Francia, con Rusia, con Kenia, con Gales y con Escocia, que lo ha hecho muy bien este año pero que creo que podemos ganarles algún partido.

P. ¿Qué objetivos se marcan para la próxima temporada?

R. El objetivo primordial es mantenernos en la élite de las Series Mundiales. Sabemos que es complicadísimo salvarnos porque sólo lo hemos hecho una vez, y porque había una repesca de los tres que bajaban, y jugaban un torneo con los que estaban en el segundo nivel. Pero, desde que se cambió y sólo desciende un país de categoría, nos tocó descender al año siguiente. Sabemos que va a ser muy duro la próxima campaña, pero intentaremos mantenernos en las Series Mundiales un año más.

"La situación económica es paupérrima. No podemos depender siempre de milagros" Clic para tuitear

P. ¿Tokio 2020 podría ser otro de los objetivos que plantea para volver a repetir cita olímpica?

R. Sí, evidentemente. El objetivo de Tokio 2020 siempre está ahí. Pero, el tema está en que, con los recursos económicos que tenemos a día de hoy, se necesita otro milagro como los que está haciendo el Seven español para clasificarse.

Actualmente, estamos en una situación económica paupérrima, y a los jugadores no les podemos ofrecer la tranquilidad que necesitan para dedicar su vida a entrenar y poder ofrecer su mejor versión física y en el campo como jugador que pueden llegar a ser. De este modo, ellos van a tener que trabajar o estudiar y, cuando no estás focalizado al 100% en este objetivo y estás preocupado de otras cosas, ocurre que necesitamos de un milagro para clasificarnos. Entonces, es un objetivo importante y formamos a jugadores jóvenes para que lleguen a ese momento, pero no podemos depender siempre de los milagros que hagan los jugadores porque algún día acabarán esos milagros.

P. ¿Es utópico aspirar a alcanzar nivel de rugby parecido al de países como Francia, Sudáfrica o Nueva Zelanda?

R. A día de hoy es imposible equipararnos con esos países, ya que estamos lejos de tener un gran nivel de rugby como Nueva Zelanda. Ahora están subiendo las fichas en nuestro país, pero ni los clubes están estructurados, ni la Federación tiene los recursos suficientes para cometer una mejora en las infraestructuras, ni nuestras ligas son vendibles, por lo que no tenemos patrocinadores.

Nuestro rugby está a años luz del de Nueva Zelanda. Eso sí, es verdad que empieza a despegar y que se empieza a hablar más, incluso con la entrada de algunos patrocinadores. Pero de ahí a que podamos competir con Francia u otros países… Por ejemplo, Italia lleva 15 años en el Torneo 6 Naciones y gana un partido cada tres años.

Una entrevista de Jesús León. Accede a la primera parte de esta entrevista en #OlympoDeportivo19.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies