No me toquen las motos

No me toquen las motos

La presente temporada del Mundial de Motociclismo pinta algo extraña, y eso se debe a varias razones. La primera es la irrupción por sorpresa de un operador de telefonía que se ha hecho con los derechos televisivos para 2015 y que, este año, los comparte con Mediaset .

Los aficionados estamos acostumbrados a ver siempre  todas las carreras en abierto, desde los tiempos en que en TVE el gran Valentín Requena nos daba lecciones semanales de motociclismo. No obstante, en las últimas temporadas -y a pesar del desacierto en algunos comentarios- podíamos ver las carreras en Tele 5.

Sin embargo, este año la mitad de las pruebas sólo las podremos ver en directo si nos abonamos a Movistar, algo que sin duda no beneficiará ni a los patrocinadores ni al propio motociclismo.

Ojalá me equivoque, pero estoy convencido de que muchos aficionados no pagarán jamás por ver una carrera en televisión. Las motos no son comparables con el fútbol; solo nos queda esperar para ver si el operador telefónico recula y nos ofrece las carreras en abierto. De lo contrario, los aficionados tendremos que buscar otras fórmulas para seguir los grandes premios.

Por otra parte, el cambio de categoría de varios pilotos españoles ha provocado que el dominio aplastante del motociclismo español haya quedado atrás. Maverick Viñales, Salóm y Pol Espargaró -que apabullaron el pasado año en Moto 2 y Moto 3- necesitarán de un periodo de adaptación a la nueva categoría, por lo que el dominio nacional se seguirá viendo resentido hasta que se acomoden. Por lo menos, y ojalá siga siendo así, en Moto GP las cosas no han cambiado mucho.

Pedro Escosteguy.

Redacción Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.