Magia blanca en Austria

Magia blanca en Austria

El Mundial de Snowboard de 2015 abre el año con 10 días cargados del mejor espectáculo sobre el inmaculado manto de la nieve austríaca, en el que los mejores lucharán por conquistar el trono blanco.

Mundial Snowboarding
Francia quiere defender su reinado más blanco. | Foto: transworld.net

Si en verano está el surf, en invierno está el snowboard. Cabalgar sobre la manta blanca y surcar sus ondas sobre la tabla. Pura adrenalina y espectáculo en un deporte que comienza el 2015 con el campeonato mundial, que tendrá lugar en Kreischberg (Austria).

No será novata, puesto que ya se celebró allí el Mundial de 2003. Esta montaña, de casi 2.000 metros de altura, se sitúa en el suroeste de Austria, cerca de Saint Georgen, una pequeña localidad de apenas 1.500 habitantes. Kreischberg es famosa por su resort de esquí, que cuenta con 46 kilómetros de pistas y 14 telesillas.

El snowboard es un deporte extremo, originario de Estados Unidos. Cuenta cada vez con más adeptos y ha experimentado un rápido desarrollo e implantación en todo el mundo. A principios de los 80 tuvieron lugar los primeros campeonatos del mundo, aunque la participación del snowboard como deporte olímpico se hizo esperar hasta 1998, en los Juegos de Nagano.

Categorías

Los mejores snowboarders se darán cita del 15 al 25 de enero para intentar hacerse con el mundial, en la que se pueden distinguir diferentes disciplinas, tanto masculinas como femeninas.

El ‘half pipe’, que consiste en la realización de saltos y piruetas -los llamados ‘trucos’-, es una de las más complicadas, puesto que requiere de un dominio y control casi absolutos por parte del snowboarder. En español, el ‘half pipe’ se podría traducir como ‘medio tubo’, que hace referencia a la superficie en la que se practica. Se trata de una ‘U’ de nieve, con forma similar a la de un tubo cortado por la mitad -de ahí su nombre-, y sobre el que el deportista va haciendo zigzag de un lado a otro de la pared, cogiendo velocidad y aprovechando esta para realizar saltos y acrobacias en el aire, de cuya dificultad y variedad dependerá la puntuación que obtenga. Se toma en cuenta la mejor de dos pruebas.

Por su parte, en el ‘slopestyle’ se colocan en una pista especialmente preparada obstáculos y barandillas, que los ‘riders’ deben aprovechar para hacer trucos. En esta prueba no es tan importante ser el más rápido, sino realizar los mejores trucos. Se dispone de dos intentos y se cuenta el mejor de ellos. Los 20 mejores pasan a la final.

Otra de las disciplinas es el eslálom paralelo. Aquí entran en juego dos competidores. Ambos salen a la vez desde el mismo punto, y deben descender la pista, en la que hay colocadas, de manera paralela, unas puertas que deben esquivar en zigzag hasta llegar a la meta. El más rápido pasa a la siguiente ronda. También hay que mencionar el eslálom paralelo gigante, en el que la distancia entre las puertas es mayor y, por tanto, hay menos curvas que sortear.

Alex Pullin
Alex Pullin, vigente campeón en la categoría de ‘cross’.

Por último está el ‘cross’. Consiste en la salida de varios competidores -normalmente entre cuatro y seis-, que deben descender por una pista llena de obstáculos, saltos y curvas, y en la que el que los dos –si compiten cuatro- o los tres –si compiten seis- mejores pasan a la siguiente ronda.

Todas estas disciplinas se compiten en la categoría masculina y femenina. No obstante, en la masculina se añade una más, que es la de ‘big air’. En ella, probablemente la más espectacular de todas, el ‘rider’ coge velocidad por una rampa de aceleración para a continuación ejecutar un salto con trucos aéreos, en el que se valoran la precisión, la altura, la dificultad y el aterrizaje del salto ejecutado. Los seis mejores pasan automáticamente a la final.

Francia, la reina

Si hay un país que puede presumir de medallero en los mundiales de snowboard, ese es Francia, que tiene en su haber un total de 44 medallas, de las cuales 18 son de oro, 19 son de plata y 7 de bronce.

De hecho, son las mujeres las que más han destacado para los galos. Doriane Vidal posee la marca de victorias de half pipe femenino, con un total de tres oros, logrados en 2001, 2003 y 2005, así como Karine Ruby, que ganó tres oros (1997, 2001 y 2003) en la disciplina de ‘cross’ –marca que comparte con la estadounidense Lindsey Jacobellis-, además de otros dos oros en la de eslálom gigante.

En cuanto a los hombres, Xavier de le Rue comparte la marca de victorias (2) con el australiano Alex Pullin en la disciplina de ‘cross’.

En cuanto a la participación española en la última edición, hay que decir que fue poco destacada, aunque sí hay que mencionar el quinto puesto logrado por la joven catalana Queralt Castellet en ‘half pipe’ femenino.

Comienza la cuenta atrás para uno de los mayores eventos del snowboard, que dará el pistoletazo de salida el próximo 15 de enero a las 16 horas, con la ceremonia de inauguración, antesala de 10 días llenos de nieve, espectáculo, acrobacias y magia blanca.

Rocío Bonachera Escribano.

Cofundadora de Olympo Deportivo. Periodista, máster en periodismo deportivo e inmersa en el Social Media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.