Lugoslavia, de la Red al Anxo Carro

Lugoslavia, de la Red al Anxo Carro

Que la pasión por unos colores une a personas de distintas proveniencias y estratos sociales es más que una evidencia. Ejemplos hay muchos, y algunos incluso de gran trascendencia para la historia de la humanidad. En esta ocasión, el Rincón del Aficionado acerca a los lectores de Olympo Deportivo un ejemplo a pequeña escala en el noroeste de la Península Ibérica.

Lugoslavia

En España, los amantes del fútbol tienen la fortuna de contar con un amplio abanico de equipos históricos y singulares. En Galicia hallamos un ejemplo que vive a la sombra mediática del Dépor y el Celta, pero que en los últimos años ha dado muchas alegrías a sus aficionados. Se trata del Club Deportivo Lugo, cuyo ascenso a la Segunda División se consumó un 24 de junio de 2012, La vuelta a la división de plata, 19 años después, no pudo ser más sufrida: en los penaltis frente al Cádiz. Aquel día el mítico Anxo Carro volvió a situarse en el mapa profesional del blaompié nacional.

Denis, Borja, Dani y Oscar forman el núcleo duro de un singular proyecto llamado Lugoslavia. Hablamos con ellos:

OD. ¿Qué es Lugoslavia?

Denis. Lugoslavia lo conforma un grupo heterogéneo de nueve personas. Varios de ellos trabajan en medios de comunicación, aunque el grueso del grupo no ejerce profesionalmente en empresas de información. Esta ‘redacción’ no pone ningún filtro más que poseer un lazo con el club y lo que representa y ganas de expresarlo con textos fundamentados. En su mayoría, los miembros de LGV proceden de un periódico digital donde formaban la redacción local del equipo.

Con el paso del tiempo se han ido incorporando otros miembros. Las nuevas incorporaciones nos han permitido dar un paso adelante e incorporar contenidos multimedia. En la actualidad realizamos una cobertura semanal del equipo, y también tenemos un fotógrafo acreditado (Xabi Piñeiro), que además encabeza la sección llamada ‘Café Lugoslavia’, compuesta por pequeños reportajes audiovisuales. No existe al uso un redactor jefe e intentamos organizarnos en función de nuestra disponibilidad.

Borja. Exacto, para que os hagáis una idea en LGV hay periodistas, comerciales, administrativos, estudiantes ¡e incluso empresarios! Con distintos puntos de vista, distintas edades e inquietudes, distintos lugares de residencia… pero con un fin común que es el CD Lugo. Todas esas disparidades son muy interesantes para el lector (incluso para nosotros mismos) porque puedes ver, dentro del mismo blog, un montón de cosas distintas perfectamente fundamentadas por cada uno.

OD. ¿Cómo surge la idea de crear este espacio?

Borja. El grueso del equipo ya nos conocíamos y quisimos independizarnos del medio en el que estábamos para hacer algo distinto, a nuestra manera, con nuestras reglas y nuestro estilo, marcando las pautas y los tiempos, tocando asuntos que antes no tocábamos y dejando de lado otros que no nos gustaban o que apenas nos aportaban satisfacción.

Verdaderamente Lugoslavia surgió como un blog, un medio, pensado para escribir básicamente lo que nos diera la gana como nos diera la gana y cuando nos diera la gana, pero siempre con una actitud de crítica constructiva. El ataque mordaz sin sentido no reporta nada agradable ni provechoso. A raíz del blog, hemos creado una peña con el mismo nombre para bajar a animar al equipo; compuesta, evidentemente, por más amigos rojiblancos.

[bctt tweet=»Tras el blog llegó la peña, en la que aglutinan a más aficionados del #CDLugo»]

Denis.  Era hora de darle una vuelta de tuerca a un contenido mediático que se servía al lector y aficionado en ese site, con una línea marcada, con escaso disenso y con informaciones planas. Para nosotros, el Lugo es tan importante como el Bayern de Múnich. Toda persona tiene una historia que contar y cada club, por pequeño que sea, tiene una historia por escribir.

El ascenso del equipo a Segunda División triplicó el interés de una entidad que hasta el momento se había tratado como un equipo cualquiera de regional. Pero los medios no estuvieron a la altura de este cambio. En LGV, al no estar sometidos a ninguna línea editorial, hemos apostado por el análisis y opinión como banderas de nuestro proyecto, que no por ello deja de ser ambicioso. Improvisamos, criticamos y fabulamos con los jugadores/directivos/entrenadores al nivel de cualquier equipo de primera línea, porque para nosotross el Lugo recibe esta consideración.

OD. Son todos de Lugo y residentes en Lugo, ¿o hay alguno que sea o viva fuera?

Borja. Somos todos de Lugo a excepción de Dani, que es asturiano, pero no todos vivimos en Lugo. Por motivos laborales hay gente en Pontevedra, Madrid e incluso Inglaterra. El resto estamos repartidos por distintos puntos de la provincia.

OD. ¿Es complicado ser del Lugo fuera de Galicia? Internet nos acerca la información, pero no obstante no parece sencillo encontrar información o contenidos sobre este equipo más allá de la prensa local…

Oscar. No creo que sea mucho más difícil ser del Lugo fuera de Galicia, incluso en el extranjero. Yo, que resido en el Reino Unido, accedo a todo tipo de información por internet, ya sea prensa, redes sociales, radio, y hasta puedo ver los partidos en directo por Internet. La era digital permite estar tan cerca como uno lo desee. De hecho, en muchas ocasiones accedo a la información con más rapidez que aficionados residentes en Lugo. ¡El caso es querer!

Denis. Por suerte, el cambio de categoría ha favorecido a que el flujo de informaciones aumenten. En la prensa generalista, como el Diario Marca, las informaciones del club se han ido haciendo un hueco, gracias, en parte, a la buena marcha del equipo. Con todo, sigue siendo complicado seguirle el rastro al equipo más allá de la provincia, pero la creación de peñas como la fundada recientemente en Madrid ha dotado de cierta globalización al club. Por desgracia, el colectivo lucense, al igual que el gallego, ha sufrido una enorme dispersión geográfica. El fútbol se ha vuelto un motivo más de orgullo que evidenciar en el exterior.

A esto hay que unirle la formación de colectivos de apoyo en Gales, Argentina o Cataluña, constituidos por aficionados sin aparentemente relación con el equipo pero que encuentran su filiación con algún jugador. ¿Y es que quién no siente simpatía por clubes a miles de kilómetros de su casa? Precisamente, Internet ha propiciado esta expansión. En el Blog, con visos de convertirse en web en breve, recibimos visitas de lugares tan distantes como Armenia.

OD. ¿Qué feedback han tenido de sus lectores?

Denis: El feedback está siendo inmejorable. Con ello no queremos decir que sólo recibamos opiniones positivas, pero cualquier post que publicamos tiene como consecuencia bastantes reacciones. La masa social del Lugo no es amplia pero sí activa, sobre todo en redes sociales. Nuestra independencia nos ha costado más seguidores que detractores, pero hay para todos los gustos. Además, el estilo de cada uno de los que firmamos los artículos es muy distinto y eso conlleva la atracción de seguidores de todo tipo. Creemos que estamos cubriendo un espacio que no existía y lo estamos haciendo con ambición.

OD.. ¿Cómo valoran la situación actual del periodismo deportivo en España?

Dani. El periodismo deportivo español, o al menos el que aparece en los mass media, es un erial, lamentablemente. Ya no importa contar la verdad, ni mucho menos contarla bien, tan solo importa el show, convirtiendo la información deportiva en un «Sálvame». Afortunadamente, honrosas excepciones como Guille Ortiz aún dignifican el oficio. Lástima que para hacerlo tengan que alejarse del circuito de medios de masas y buscarse la vida en ediciones digitales o publicaciones menores.

Denis. El periodismo deportivo sufre una crisis inherente al resto del periodismo. Perseguido por la inmediatez, acaba desembocando en una reproducción de clichés sobre los equipos grandes y, en la teoría, más seguidos. Medios como Panenka o Líbero suponen un soplo de aire fresco para un panorama que precisa voces más reflexionadas. El periodismo de agencia debe existir pero no debe de traspasarse en su conjunto a los medios.

Precisamente, en la información local, hemos notado un absoluto descenso de la personalización de las informaciones de los equipos. Antes había un especialista en la materia. Ahora hay un ‘todotodista’ que abarca mucho y aprieta poco. Con todo, el periodismo deportivo goza de una libertad que otras ramas no posee. Uno puede argumentar juicios sin sentirse acogotado por el poder financiero o político. Por lo menos no con la misma fuerza. Fruto de esto, también es natural que surjan medios como Olympo Deportivo que sirven para darles voz a los que no la tienen en las grandes cabeceras. Para eso servía, en general, el periodismo en otro tiempo…

OD. Por último, nos gustaría saber cómo ven al equipo a corto y a medio plazo.

Borja. Este año se ha producido un cambio de directiva con todo lo que ello ha supuesto. El nuevo staff está profesionalizando al club en todos los ámbitos, sentando unas bases que antes no había y mejorando las debilidades pasadas. Con todo, sigo pensando que las aspiraciones del equipo son las de mantener la categoría e ir afianzándose en ella año a año, con calma y haciendo las cosas bien, por supuesto, con el fútbol base como pilar fundamental.

Esta temporada está siendo buena. Sumamos treinta y tres puntos ocupando la mitad de tabla. El objetivo es conseguir los cincuenta puntos que nos otorguen la permanencia y luego ir viendo. Está claro que jugar una fase de ascenso sería genial, pero de momento interesa más seguir puntuando.

Es interesante también aumentar la masa social, talón de Aquiles tanto de la anterior, como de la actual directiva rojiblanca. A pesar de que las cosas parece que mejoran poco a poco, la cantidad de gente que apoya al club se antoja muy corta. Una ciudad con 98.000 habitantes como Lugo debería de aportar más de 4.000 personas cada fin de semana al Anxo Carro.

Denis. Somos conscientes de que el equipo vive una fase de transición. El reciente cambio de directiva ha supuesto un cambio de proyecto y mentalidad, por lo que el objetivo a corto plazo es la permanencia. A medio, la permanencia y un plus. El Lugo vive un momento histórico con esta continuidad tan prolongada en Segunda, una categoría en la que apenas había disputado una temporada antes de este ascenso (dos si le añadimos la que disputó la Gimnástica Lucense). No por ello el equipo debe mostrase ambicioso en una categoría en la que es necesario el orgullo. Sólo seguir creciendo te permite mantenerte a flote en un mar al que caen equipos importantes como el Mallorca, Zaragoza, Osasuna…

El equipo necesita crecer a largo plazo ahora, porque hay una directiva y mimbres para ello, pero necesitará la paciencia del aficionado, algo que no siempre abunda en una masa tan heterogénea como la nuestra, formada por personas que veían al equipo en Tercera y otros que sólo quieren el éxito rápido, de lo contrario optarán por el fútbol televisado.

Compartir:
Redacción Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.