La Vuelta 2015: broche o salvavidas

La Vuelta 2015: broche o salvavidas

La temporada ciclista llega a su fin. Este sábado arranca la Vuelta Ciclista a España, aunque lo hace de una manera algo atípica, ya que la UCI ha declarado inválido -de cara a la General- el resultado de la contrarreloj que tendrá lugar entre Puerto Banús y Marbella, debido a unos kilómetros de terreno inadecuado.

La Vuelta 2015
Joaquim Rodríguez celebra una victoria de etapa. | Foto: Katusha.

Es tiempo de revanchas y de luchar por las últimas batallas del calendario, y la Vuelta se ha convertido en la última oportunidad para muchos ciclistas de salvar el año. En 2014  Alberto Contador venció, tras su abandono en el Tour por caída, cerrando otro buen año para él. El madrileño también venció en 2012 en su regreso a la competición tras su sanción. En 2013 Horner daba la campanada y vencía a Nibali, ganador en 2010. Juanjo Cobo también sorprendió a Wiggins en 2011, en la vuelta en la que descubrimos a Froome.

Los ganadores sorpresa y las jóvenes estrellas sumadas a la participación asegurada de los clásicos ciclistas nacionales dan a la Vuelta a España ese atractivo especial que el aficionado busca y siempre encuentra en la ronda ciclista española.

Con Froome

Esta edición, sin embargo, ya nos ha dado una gran sorpresa antes de comenzar, y es que Chris Froome ha confirmado su participación. De este modo, los cuatro primeros de la clasificación general del Tour de Francia 2015 tomarán la salida el 22 de agosto en Marbella, algo increíble y que demuestra la creciente importancia de nuestra carrera por etapas.

Puede parecer extraño que el actual ganador de la ‘Grande Boucle’ participe en la Vuelta, ya que debido a los esfuerzos del Tour, tiene más posibilidades de perder algo del prestigio ganado en la ronda francesa que de lograr un doblete histórico. Pero Froome es de otra pasta, y no es precisamente la pasta lo que le motiva para competir, sino los tres atractivos que el británico ve en la Vuelta. El primero es ganar por fin esta carrera tras ser el segundo dos veces.

El otro es reencontrarse con el verdadero aficionado al ciclismo, el que apoya por igual a todos los corredores y premia con aplausos y ánimos sus esfuerzos, sin mirar nacionalidades, rivalidades o equipos. En España desea recibir el cariño que otros le han negado. Por último le atrae un recorrido atractivo, especialmente los 39 km. contrarreloj de Burgos donde espera sentenciar la carrera a su favor en su gran especialidad.

Los favoritos

Movistar quiere ganar la Vuelta y para ello presenta en sus filas a sus dos máximas estrellas: los campeones Nairo Quintana y Alejandro Valverde, en principio con igualdad de opciones entre ellos. Los muchos finales explosivos en alto hacen que el murciano sea un claro favorito al triunfo final. Lo mismo podemos decir de Quintana, debido a su gran regularidad en todos los terrenos y sus enormes cualidades de escalador. Intxausti, Ventoso, Rojas, Capecchi, Javier Moreno, Sutherland y (si se recupera de sus lesiones) Amador completan la potente escuadra telefónica.

El otro gran bloque de la vuelta es Astana, con un trío de ases candidatos al triunfo final. A la cabeza, el ganador de todo Vincenzo Nibali, que tiene hambre de victoria tras un Tour con momentos brillantes acompañados de momentos de muy mala suerte. Se trae para ayudarle a ganar a Fabio Aru y a Mikel Landa, segundo y tercero del Giro 2015.

No puede faltar el carismático Joaquim Rodríguez (Katusha), que tras dos victorias de etapa en el Tour se trae para ayudarle en la carrera española a Dani Moreno, su gran escudero en la montaña para intentar lograr la victoria final en una carrera que se le resiste tras quedarse con la miel en los labios en 2013. Con Joaquim puede pasar cualquier cosa, pero el espectáculo está asegurado.

La última oportunidad

Tejay Van Garderen (Bmc), acompañado de Samuel Sánchez, disputará la Vuelta para ganarla, tras su abandono en el Tour por enfermedad cuando ocupaba el tercer puesto de la general, y lo que era mejor, estaba dando sensaciones de ser ese líder que el nuevo ciclismo norteamericano desea ver para olvidar viejos fantasmas. El otro estadounidense, Talansky (Cannondale-Garmin) lleva un año horrible, congelado, que espera avivar con el calorcito andaluz.

Por César Casas.

*Continúa leyendo esta previa de la Vuelta a España 2015 en el número 8 de Olympo Deportivo Magazine. Si no eres suscriptor, puedes serlo desde ya a través de este enlace.

Redacción Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.