Inicio / Noticias / Opinión / La magia sin premio de la Rojita

La magia sin premio de la Rojita

El título del Europeo se quedó en un sueño para la Selección Española Sub-21, que cayó derrotada pero con las botas puestas ante Alemania, en una final más que meritoria, pero que no tuvo el guion esperado.

Sub-21

El combinado español fue de menos a más en el partido decisivo, pero no le fue suficiente. Los alemanes desplegaron todo su potencial físico y supieron solventar durante los noventa minutos, llegando y aprovechando. La Rojita se perdía sin embargo cuando llegaba al área, y no creó el peligro suficiente como para inquietar el resultado a favor de una escuadra con las ideas muy claras. Los de Celades, que han deslumbrado en todo el campeonato, se quedaron así sin el premio final.

A pesar de la derrota, nada puede empañar el sobresaliente Europeo cuajado por los españoles. Sin ir más lejos, tras la final, Dani Ceballos fue elegido MPV del torneo, siendo el quinto español que lo gana en la historia; los últimos, Mata y Thiago. Saúl no se quedó atrás, y fue premiado con la bota de oro gracias a sus cinco tantos, dos más que la bota de plata, Marco Asensio. España ofreció su mejor repertorio, deleitando a Europa con una plantilla digna de muchas selecciones absolutas, y es que prácticamente todos están curtidos tanto en La Liga como en las principales divisiones europeas.

España tiene hornada para soñar, ya que muchos de los que se visten la camiseta de La Rojita pueden hacerlo dentro de un año en el Mundial de Rusia 2018. Pese a que la calidad ha sido suprema en todos, algunos nombres propios han resaltado sobre otros, y han hecho del Europeo la oportunidad estrella para estar en la agenda de los más grandes clubes. La exhibición goleadora de Saúl Ñíguez ha sido descarada, como así demostró ante Italia con un triplete, llegando a asumir el liderazgo del equipo en momentos claves, aunque en el partido final no tuviese su día. El del Atleti ha afinado su puntería, y vuelve del torneo con galardón. Marco Asensio por su parte brilló con luz propia en los primeros partidos. El joven, que sabe ya hasta lo que es marcar en toda una final de la Champions League, estuvo a la altura de lo que se esperaba de él, aunque no pudiese culminarlo con un recital.

Dani Ceballos ha sido clave en tierras polacas. Pese a que arrancó como suplente, no le costó hacerse con la titularidad de inmediato, siendo uno de los que más han destacado. Con razón, el MPV ha recaído en él, y es que sus imposibles regates han abierto todos los telediarios. En la defensa, Kepa ha salvado en más de una ocasión la meta roja, demostrando por qué puede ser el futuro bajo los tres palos de la absoluta. Mientras, Marcos Llorente se hizo grande en el terreno de juego, aportando el punto defensivo y ajustando siempre cada pase.

A ellos bien podrían unirse todos los demás, pero destacan otros nombres propios que, de seguro, podremos ver muy pronto a las órdenes de Julen Lopetegui. Así, Héctor Bellerín, Gayá o Denis Suárez tienen muchas papeletas de estar el próximo verano en Rusia. Son varios los que, con este campeonato, se despiden de la Sub-21. Deulofeu suelta el brazalete de capitán tras tres años, además del propio Denis, Saúl, Kepa o Jonny entre otros. El descaro, la velocidad y el desparpajo han hecho las delicias de Europa, desde las botas de un equipo ganador que, por esta vez, se quedó sin premio. Pero a esta hornada le quedan muchas noches de buen fútbol que regalar a España, y quien sabe, si con algún título bajo el brazo con la absoluta.

Patricia Carrasco.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies