Inicio / Noticias / Reportajes / El ascenso del Girona y la ilusión de los debuts en Primera
El ascenso del Girona y la ilusión de los debuts en Primera
El estadio del Girona, invadido por la ilusión de sus aficionados. Foto: Girona FC.

El ascenso del Girona y la ilusión de los debuts en Primera

La Segunda División es una categoría donde todos los equipos luchan por diferentes objetivos. Unos buscan no pasar apuros en la división de plata del fútbol español y otros intentan luchar por el ascenso a la élite. Esta campaña uno de los tres ascendidos a La Liga es el Girona, que además lo hace por primera vez en su historia. El conjunto catalán ha sellado su ascenso con más suspense de lo esperado, tras una temporada dominada de cabo a rabo por el Levande UD.

Los de Gerona no serán los primeros debutantes en este siglo XXI, ya que han sido varios los clubes que lo han conseguido. Subir a Primera ha catapultado a estos equipos, que viven esta experiencia como una oportunidad para seguir creciendo como entidad delante de toda su afición. Getafe, Jerez de la Frontera, Eibar o Leganés son ciudades que al fin saben lo que es conseguir un ascenso de categoría para debutar en la élite del fútbol español.

Los azulones y su histórico ascenso

El primer equipo que logró ascender sin haber estado nunca en Primera División es el Getafe CF. El conjunto azulón, fundado en 1983, era uno de los clubes que se movían entre la categoría de plata y la Segunda B. Con la llegada de Ángel Torres a la presidencia del conjunto del sur de Madrid, el equipo notó una mejoría en Segunda, hasta que en la 2003/04 el técnico vasco Josu Uribe fue el elegido para encaminar la tarea de dar la sorpresa y ascender.

Fue un año en el que tuvo que luchar contra equipos favoritos al ascenso como el Recreativo, el Sporting de Gijón o el Deportivo Alavés. Jugadores como Gari Uranga, Míchel II, Mario Cotelo o la estrella Sergio Pachón consumaron la alegría de los aficionados azulones el 19 de junio de 2004 en el Heliodoro Rodríguez López, cuando vencieron por 3-5 al CD Tenerife. Un encuentro donde Pachón marcó cuatro de los cinco goles de la victoria de los madrileños. Un ascenso que continúo en Primera con 12 temporadas consecutivas, varias finales de Copa y dos presencias en competiciones europeas.

Xerez CD: el arte y el duende del conjunto de Boquerón Esteban

Otro de los equipos que dio la campanada en Segunda fue el Xerez CD. Los xerecistas, desde que se quedaron a las puertas de la Primera División en la 2001/02 de la mano de Bernd Schuster (4º en la clasificación), estuvieron varios años intentando el ansiado ascenso. Carlos Orué, Paco Chaparro, Lucas Alcaraz o Juan Manuel Martínez ‘Casuco’ intentaron reconducir al equipo a ese objetivo sin ningún premio. Hasta que llegó el entrenador malagueño Esteban Vigo, que salvó en la temporada 2007/08 al equipo de descender a Segunda B.

En la campaña 2008/09, y con jugadores como Momo, Aythami, Antoñito o Mario Bermejo formaron un gran bloque en el cuadro xerecista, donde Chapín fue una fortaleza para los locales. El 30 de mayo de 2009, los gaditanos lograron el ascenso tras ganar al Eibar por 3-0, con los vascos ya descendidos de categoría. Finalizaron como campeones, con 81 puntos, en una ajustada pugna con clubes como el Real Zaragoza o el Tenerife, que le acompañaron en el ascenso. Una estancia en Primera División que no duraría mucho, puesto que descendieron a la división de plata al año siguiente. Sería el inicio del fin para el Xerez CD como entidad.

Los ‘armeros’ que conquistaron la tierra prometida 

Los estrenos en Primera suelen ser un sueño cumplido, pero más aún si si el equipo que lo logra consigue encadenar dos ascensos consecutivos. Es el caso de la SD Eibar, que llegó a la 2013/14 tras obtener una de las plazas en Segunda División de la mano de Gaizka Garitano. Los armeros, con el objetivo de la salvación, no esperaban ni mucho menos el premio de jugar en la élite del balompié español.

Con jugadores conocidos como Ander Capa, Irureta, Eneko Bóveda, Mikel Arruabarrena o Jota Peleteiro, los de Garitano fueron un fortín en Ipurúa desde el inicio de temporada. Un equipo y un bloque forjado en Segunda B, que volvió a celebrar otro ascenso el 25 de mayo de 2014, tras vencer 1-0 al Deportivo Alavés. La ciudad de Eibar haría historia en Primera División, tras ser el primer equipo con menor presupuesto de la categoría y la ciudad con menos habitantes de los 20 equipos (27.000 habitantes) en la historia moderna de La Liga.

En la actualidad, el Eibar lleva tres temporadas consecutivas en Primera –aunque la primera permanencia la consiguieron gracias al descenso administrativo del Elche- y han rozado las plazas europeas en esta temporada tras finalizar en 10º posición con 54 puntos.

De Butarque al cielo

Las sorpresas son siempre un factor clave más en la Segunda División, que en los últimos años se ha vuelto más competitiva e igualada que nunca. El CD Leganés lo pudo comprobar en la temporada 2015/16, donde los de Asier Garitano seguían luchando por permanecer una temporada más en el segundo nivel del fútbol español.

Después de una anterior temporada sin apuros (donde finalizaron 10º en la 2014/15), el conjunto madrileño comenzó con una primera parte donde se situaron en la zona media de la clasificación. Hasta que empezó la segunda vuelta, en la que se quedaron nueve jornadas sin perder. Fueron superiores y lograron estrenarse en Primera gracias al trabajo de hombres como Borja Lázaro, Serantes, Mantovani, o el mediapunta Alexander Symanowski (pichichi con 12 dianas).

Actualmente, han logrado permanecer una temporada más en la élite del fútbol español, tras finalizar en 17º posición con 35 puntos. La próxima campaña vivirán su segunda experiencia en la élite.

El Girona y el triunfo de la constancia 

Muchos equipos persisten en su idea de conseguir el ascenso a la élite del fútbol español, y luchan con tesón para perseguir ese deseo. Un ejemplo muy claro es el del Girona FC, un club que lleva 22 temporadas en la División de Plata (nueve de manera consecutiva).

Los gerundenses ya lo intentaron con Rubi en la 2012-13, quedando cuartos en la clasificación y siendo eliminados por la UD Almería en la final. Hasta que llegó el técnico soriano Pablo Machín, que salvó al equipo del descenso a Segunda B en la siguiente campaña. Desde entonces, el equipo se codeó en las primeras posiciones, perdiendo el ascenso en las dos últimas campañas (3º en la 2014-15, eliminado por el Zaragoza en la semifinal del playoff; y 4º en la 2015-16; tras caer en la final ante Osasuna).

El 4 de junio de 2017, el Girona certificaría su ascenso en Montilivi tras empatar sin goles ante el Real Zaragoza, siendo el 62º club que debuta en La Liga. Un ascenso que ha sido posible gracias a hombres clave como Borja García, Cifuentes, Alcalá o los delanteros Fran Sandaza y Samuele Longo, que llevaron el peso del ataque en el cuadro catalán. Montilivi ha sido una fortín para sumar puntos.

Un reportaje de Jesús García.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies