La era dorada del fútbol extremeño

La era dorada del fútbol extremeño

Extremadura y Mérida recuerdan con nostalgia los cuatro años en los que se alternaron en Primera, revitalizando a una región cuya presentación en la máxima categoría se dejó esperar demasiado.

Mérda
Imagen: LFP.

Corría el año 1995. Habían transcurrido 67 años de una Liga que había vertebrado España, dibujando sus filias y fobias territoriales, repartiendo gloria a partes desiguales y manteniendo viva la ilusión de todas las comunidades por acariciar el cielo. Todas menos una, porque al margen de Ceuta y Melilla, Extremadura era la única región sin representación en Primera. El milagro fue posible y se extendió durante cuatro años en los que el CP Mérida y el CF Extremadura disfrutaron de la conocida Liga de las Estrellas.

La proeza no se entiende sin José Fouto, el presidente que cambió las aspiraciones del CP Mérida hasta dotarlo de una estructura de Primera división y un estadio para 14.000 personas, inaugurado el mismo día del debut en la élite. Unos meses antes, un gol de Cuéllar confirmó el ascenso en casa ante el Eibar, tras una temporada inolvidable en la que los emeritenses lideraron la categoría al mando de Sergio Kresic, el técnico que obró el sueño conformando un sólido bloque, cimentado en la seguridad de Paco Leal (Zamora en Segunda), Loren, Monreal, la jerarquía de Correa y la calidad de hombres como Benítez.

[button color=»green» size=»medium» link=»http://www.olympodeportivo.es/suscribete/formulario-de-suscripcion/» target=»blank» ]Suscríbete para seguir leyendo[/button]

Un reportaje de Miguel Arco para el número 15 de Olympo Deportivo Magazine. Suscríbete desde 1 euro al mes para disfrutar de la revista durante un año.

Compartir:
Miguel Arco. Redactor de Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.