Katie Ledecky, una sirena en el olimpo

Katie Ledecky, una sirena en el olimpo

Katie Ledecky es uno de esos nombres destinados a pasar a la historia del deporte. Con apenas 19 años, la estadounidense se ha convertido en la sensación de los Juegos Olímpicos de Río, con unas marcas difícilmente igualables, salvo por ella misma. Y es que la natación se ha convertido en una competición consigo misma.

Katie Ledecky
Foto: @USASwimming

Debutó en unos Juegos Olímpicos en Londres 2012, con 15 años, y le arrebató el oro a la favorita, la inglesa Rebecca Adlington, en la prueba de 800 m libres. Desde entonces no ha parado de pulverizar récords y acumular triunfos. Prueba de ello son los oros en 400, 800, 1500 y relevo 4×200 m logrados en el Campeonato Mundial de Natación de 2013, en el que batió dos récords del mundo: 800 y 1500 m libres.

En 2014 mejoró esas dos plusmarcas mundiales propias en 800 y 1500 m libres, y estableció otro récord mundial en 400 m libres. Ese mismo año también se hizo con cinco oros y otros dos récords del mundo -800 y 1500 m libres- en el campeonato Pan-Pacífico de Natación. Sin parar la racha, otras tres plusmarcas mundiales -800 y 1500 (por partida doble) m libres- y cinco oros son los que se llevó del Mundial de 2015, en el que se convirtió en la primera nadadora que en el mismo campeonato se hacía con el oro en los 200, 400, 800, 1500 y 4×200 m libres.

En estos cuatro años no ha perdido ninguna final de nado libre sobre las distancias de entre 200 y 1500 m. Con semejante historial no era de extrañar lo que se venía en Río. Ledecky llegaba con las ideas muy claras y así lo demostró en la piscina. Tras la plata conseguida en la prueba de 4×100 libre, el domingo no dejó a nadie indiferente en los 400 m libre, su primer oro en Río. Pulverizó a sus rivales al volver a batir su propio récord y dejar una marca de 3:56.04, una bajada de 1.91 segundos que nadie había conseguido en las tres últimas décadas; un golpe de autoridad sobre la mesa de la mejor nadadora del mundo, y un aviso de lo que estaría por venir.

El martes se coronó con otro oro en 200 m libre, en un ajustado final contra la sueca Sarah Sjöström y, casi medio siglo después, una nadadora lograba en unas Olimpiadas el metal de oro en 200 y 400 libre. Pero eso no era suficiente para la insaciable Ledecky, que volvió a repetir oro al día siguiente, esta vez en la prueba de 4×200 libre, en la que resultó fundamental para que el equipo estadounidense acabase primero. Katie saltó la última a la piscina, cuando su equipo llevaba casi un segundo de desventaja con respecto a Australia. Tras saltar a la piscina, esa desventaja se convirtió en una ventaja de 1.84 segundos, y en otro oro más para Estados Unidos, que ha subido a lo más alto del podio en las seis ediciones en las que esta prueba ha sido olímpica, muestra de la supremacía estadounidense en natación.

El broche final llegaría el viernes, en la prueba de 800 m libre, en la que también compitió la española Mireia Belmonte, que se quedó a las puertas de la medalla. Ledecky no solo logró el oro, sino que lo hizo sacándole 12 segundos a Jazz Carlin, segunda, y estableciendo un nuevo récord mundial, con un tiempo de 8:04:79.

Ledecky cuenta con un estilo único, una técnica casi perfecta, con un ciclo de seis patadas por brazada que le hace dominar todas las distancias de la natación, desde los 200 hasta los 1500 m, dejando a sus rivales a una distancia inalcanzable. Hay quien la compara con Michel Phelps, el nadador con más medallas olímpicas, algo que ella se toma a risa. Y es que la natación, además de un don, no deja de ser algo con lo que disfruta y se divierte, consciente de la fugacidad de las carreras de los deportistas de élite. Por ello piensa matricularse en la universidad de Stanford, para labrarse un futuro fuera de la competición. Joven, exitosa y con la cabeza amueblada, esta nadadora de récords aún tiene mucho que decir.

Rocío Bonachera Escribano

Compartir:
Cofundadora de Olympo Deportivo. Periodista, máster en periodismo deportivo e inmersa en el Social Media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.