Jon Rahm, el expreso de Barrika

Jon Rahm, el expreso de Barrika

Descubrimos a la gran promesa del golf español, un vizcaíno que se ha ganado la admiración de los profesionales de este deporte sin todavía formar parte de su élite.

Jon Rahm

Jon Rahm (Barrika, noviembre de 1994) todavía no ha cumplido 21 años y ni siquiera se ha hecho profesional de golf, pero ya es la gran esperanza del deporte de los catorce palos en España. No es una etiqueta gratuita para este chicarrón, que en edad escolar aplacaba también su desbordante espíritu competitivo jugando al balompié como sobrio guardameta…

El vasco es toda una fuerza de la naturaleza, no solo por su imponente físico -con sus 192 centímetros de estatura y una complexión atlética de lanzador de jabalina-, sino también por una seguridad en sí mismo y una convicción en sus posibilidades que, a simple vista, rayan con la arrogancia.

La trastienda revela otra realidad. “Es íntegro y tiene carácter. Es un golfista excelente, pero es incluso mejor persona. Es la mejor persona que he tenido a mis órdenes. Lo más especial de él es que siempre está preocupado por los demás”. Así lo define Tim Mickelson, su entrenador en el equipo universitario de Arizona State y hermano de la mega estrella del golf, Phil Mickelson, quien por cierto ya ha sufrido en sus propias carnes el poderío de Jon, pues perdió ante él un duelo ‘match play’ de entrenamiento.

En septiembre de 2014, hace poco más de un año, confirmaba con un rotundo golpe sobre la mesa todo lo que ya venía mostrando en su exitosa carrera como aficionado, al proclamarse campeón del mundo individual amateur en Japón, batiendo además el récord de Jack Nicklaus en esta competición, vigente desde 1960. No es solo que lo batiera después de más de medio siglo, es que lo hizo por seis golpes de diferencia repecto al registro del gran Oso Dorado, el hombre que más Grandes ha ganado en la historia del golf: 263 golpes sumó Rahm en las cuatro rondas por los 269 de Nicklaus, que parecían intocables.

Meses después, a finales de enero de 2015, conseguía si acaso un logro aún más deslumbrante: invitado en el Phoenix Open, torneo del calendario regular del PGATour, el circuito profesional más importante del mundo con diferencia, terminaba en quinta posición, luchando por el triunfo hasta el final ante buena parte de los mejores profesionales del mundo. Recibió en mayo el Ben Hogan Award, el premio más prestigioso del golf universitario estadounidense y, en definitiva, ha paseado durante meses el Número 1 del ránking mundial amateur, terminando la temporada en esa preciada plaza…

Sin embargo, el vizcaino apenas muda el gesto. “Lo mejor está por llegar”, suele repetir. De entrada, su citada condición de Número 1 del mundo amateur al final del ejercicio, el pasado mes de agosto, le ha reservado una plaza en el US Open y el British Open de profesionales en 2016. Será este el año en el que se pase a profesionales, una vez finalice los campeonatos universitarios con los Sun Devils (equipo de Arizona State) y desde luego no le asustan las expectativas. Sabe que el golf español suspira por un ‘major’, que no consigue desde que José María Olazábal ganara su segundo Masters de Augusta en 1999, pero sus objetivos van mucho más lejos. En las últimas semanas, de hecho, atendiendo a los medios que ya ven en él un nuevo genio del deporte español, no ha tenido reparos en admitir que él lo que quiere es ganar 19 Grandes, para batir de nuevo otra marca de Nicklaus. “Cuanto más alto te pongas las metas, más alto llegarás”, razona con naturalidad.

*Continúa leyendo este reportaje de Ten Golf en el número 9 de Olympo Deportivo Magazine.

Quiero suscribirme

Compartir:
Redacción Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.