Íñigo Noval, de Siero a la élite del piragüismo nacional

Íñigo Noval, de Siero a la élite del piragüismo nacional

El piragüismo es un gran deporte con mucho nivel en nuestro país. Numerosos piragüistas luchan por triunfar a nivel internacional en este deporte, un deporte que Asturias se respira por los cinco sentidos. Uno de los piragüistas con más talento es Íñigo Noval, que cada temporada lucha por cumplir su sueño de seguir creciendo entre los mejores.

El Centro Especializado de Alto Rendimiento de La Cartuja es el escenario perfecto para entrevistar a Íñigo Noval, después de venir de uno de los entrenamientos de la concentración con el equipo español de 200 metros. el asturiano comenzó a practicar este deporte a partir de los 10 años. “Me gustaba mucho hacer deporte, en el colegio practicaba fútbol, tenis, baloncesto… Y un día estaba dando un paseo por Pola de Siero, mi pueblo, y pasamos al lado del club de piragüismo. Los directivos eran amigos de mi padre y empecé a probar este deporte”, comenta Noval a Olympo Deportivo.

De pequeño tenía como referentes a los españoles Javier Hernanz y Saúl Craviotto, y al noruego Eirik Veras Larsen, ganador de cuatro medallas olímpicas en 1.000 metros. “Con Eirik pude montar el primer año de comenzar en este deporte en K-4 aprovechando unas jornadas de piragüismo en Asturias, y fue una gran experiencia”, añade.

El sierense poco a poco fue adquiriendo más experiencia en este deporte, hasta que en 2014 llegaría un momento importante en su carrera deportiva. Junto a su compañero de selección, el ceutí José Luis Gómez, consiguieron la medalla de bronce en K-2 200 metros en el Campeonato del Mundo Junior de Szeged (Hungría). “El K-2 200 metros lo habíamos preparado hacía 1 mes más o menos, y tuvimos muy buenas sensaciones desde la primera vez que montamos. Entonces, sí que queríamos ir a por la medalla, pero en ningún momento esperábamos de verdad conseguirla”, explica Íñigo.

Una medalla que significó un paso importante en su carrera deportiva, y una alegría para la familia del piragüismo español. “Subir al podio ha sido la mejor sensación que he notado en el deporte en toda mi vida, sin necesidad de quedar primero. Simplemente, ver tu bandera subir mientras estás en el podio y que sea gracias a ti es un orgullo enorme”, confiesa.

La pasada temporada, ascendió de categoría y participó en el Campeonato del Mundo Sub-23 en K-2 200 metros, junto con el también asturiano Juan Oriyés, finalizando décimos en la clasificación general (cuartos en la final B).

iñigo-noval-cear-cartuja-hangar-evilla
Íñigo Noval, junto a su kayak en el hangar del C.E.A.R. La Cartuja. Foto: Jesús García León.

Sin duda, en los últimos años ha desarrollado un gran potencial como kayakista. Cada día entrena entre cuatro y cinco horas diarias para preparar las competiciones y poder rendir al máximo nivel. Durante todas las temporadas, su concentración se ha desarrollado en Asturias, en el Centro de Tecnificación Deportiva de Trasona,  aunque durante dos semanas estará con todo el equipo nacional de 200 metros en Sevilla. “En Sevilla tienes un recorrido más largo del río, no sopla mucho el viento y hace más calor que en Asturias, algo que se agradece un poco por parte de los deportistas”, comenta Íñigo.

Esta campaña estará en el equipo Senior de piragüismo, con figuras del equipo nacional de 200 metros como Carlos Arévalo, Cristian Toro o Saúl Craviotto, y entrenados por Miguel García. “Entrenar con las figuras de este deporte es impresionante y todo un orgullo. Y luego, tener un grupo de trabajo como el que tenemos y con Miguel García como entrenador es una gozada”, puntualiza Íñigo a este medio.

iñigo-noval-piraguismo-cear-cartuja-sevilla
El piragüista Íñigo Noval, junto a su pala. Foto: Jesús García León.

Actualmente cuenta con el apoyo tanto del Ayuntamiento de Langreo y con el de la marca asturiana de ropa Solera-. Ambas entidades han apostado por caminar junto a Íñigo en su objetivo de triunfar a nivel internacional en este deporte. “Los patrocinadores son siempre muy importantes porque, en deportes minoritarios como este, son una ayuda que cualquier piragüista necesita. Siempre vas a necesitar un apoyo extra para comprar una pala o una embarcación porque es un deporte en el que tienes que costearte todos los gastos”, señala.

Una carrera que ha sido reconocida tanto en su ciudad natal, Pola de Siero, como en Langreo (ya que Íñigo compite a nivel nacional con el Club Natación Langreo). “Está muy bien que un Ayuntamiento y que el Concejo reconozca tus esfuerzos porque hace ver a los chavales más pequeños que si se esfuerzan tanto en el deporte como en otras áreas van a tener un gran reconocimiento y van a poder mejorar tanto a nivel profesional como personal”.

Para esta temporada, Íñigo Noval luchará por conseguir entrar en el Campeonato del Mundo Sub-23 y una vez allí poder pugnar por las medallas. En abril participará en el Selectivo de 200 metros, con el objetivo de poder entrar en una embarcación para participar en el Preolímpico que se celebrará en Alemania durante el 18 y el 19 de mayo, y que determinarán las últimas plazas para ir a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Una carrera prometedora para un piragüista humilde y de gran nivel. El futuro de los 200 metros en nuestro país está asegurado con Íñigo Noval.

Un reportaje de Jesús García León.

Compartir:
Redactor en Olympo Deportivo. Especializado en Rugby y Piragüismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.