La imprevisible final inédita de la Copa Libertadores

La imprevisible final inédita de la Copa Libertadores

El deporte más practicado del mundo no podía dejar a sus aficionados sin un día libre, por eso los europeos tenemos, entre otras cosas, la maravillosa Copa Libertadores. Si a esto, una competición que odias o amas, le sumamos una historia romántica, nos sale una final como la que tenemos: Atlético Nacional de Medellín vs Independiente del Valle.

No podemos pasar por alto cuán curiosa es la máxima competición sudamericana de fútbol a nivel de clubes. La Copa Libertadores comienza en febrero y termina en julio, Sudamérica no compagina en el calendario esta competición y la Copa Sudamericana, como si se hace en Europa con la Champions y la Europa League. La histórica copa la juegan todos los países CONMEBOL (organismo sudamericano de fútbol) y los mexicanos, que es un país CONCACAF, pero sus clubes figuran como invitados.

Esta copa registra una media de 2,76 goles por partido y tiene veinticinco campeones distintos repartidos en siete países. Para esta edición 2016, la final es la menos esperada que cualquiera pudiese haber podido concebir cuando quedaron confeccionados los cuadros de octavos (en Sudamérica no se sortea cada ronda, las eliminatorias van por cuadro) y a la vista de todos quedaba el espinoso camino que los dos clubes tenían hasta la final.

La ida se jugará el día 21 de julio y la vuelta el 28. Los colombianos, y favoritos, de Atlético Nacional han tenido que dejar atrás a Huracán, Rosario Central y Sao Paulo en la fase final. El Verde de la Montaña ya tiene una Libertadores en sus vitrinas (1989), y un subcampeonato (1995).

La sorpresa contra la defensa

La sorpresa, La Máquina del Valle, no tiene nada, subió por primera vez en su historia a la máxima división del fútbol ecuatoriano en 2010 y desde entonces solo ha dejado de crecer. Ha sido el equipo encargado de romper la lógica mediática y dejar caer las casas de apuestas. Su lista de equipos vencidos en esta fase final es mucho más conocido que el de sus rivales en la final: River Plate, Pumas de la UNAM y Boca Juniors.

Qué final se nos viene encima. Veremos de nuevo a uno de los héroes ecuatorianos en acción, el cancerbero Daniel Librado Azcona, y su guardia pretoriana en la defensa. Las flechas Julio Angulo y Bryan Cabezas ya tienen en mente las carreras que han de dar para lanzar los contraataques de relámpago que tantos frutos ha estado dando al club.

[bctt tweet=»El espectáculo y la magia están reservados para Jose ‘Tin’ Ángulo.» username=»OlympoDeportivo»]

Esta es la base del pastel, que está bueno, buenísimo, pero no es la parte que atrapa al comensal, ese privilegio está reservado para el espectáculo, la magia y las pindulleras de Jose ‘Tin’ Ángulo y Junior Sornoza. Describir con exactitud su juego, tratar de hacerlo entender con la palabra, es un atrevimiento y una indiscreción por parte de cualquiera.

La ciudad de las flores, Medellín, quiere volver a ver a su Nacional campeón, por eso Reinaldo Rueda, ecuatoriano él, seguirá confiando en el toque de balón colectivo que hasta ahora ha estado funcionándole tan bien a los suyos. La fortaleza defensiva de Alexis Henriquez y Gilberto García es una pieza clave en el puzzle colombiano.

Además, la gran organización táctica que permite sumar muchos jugadores en ataque después de acciones defensivas creará un precioso juego sin balón durante la final. Para la ida no podrán contar con Alexander Mejía, pero aún así tienen a Sebastián Pérez para seguir trabajando en la medular verde. De cara al gol tienen dos armas capaces de meter el gol en las mallas con media ocasión: Orlando Berrio y Miguel Borja. En definitiva, la inédita final de Libertadores promete espectáculo, pero no un resultado.

José Merat.

Redactor en Olympo Deportivo. Siempre mirando fútbol internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.