‘Il Grande Torino’, Brasil y el segundo adiós de Italia

‘Il Grande Torino’, Brasil y el segundo adiós de Italia

[dropcap]C[/dropcap]uando se escucha el nombre de ‘el Gran Torino’, a la mayoría de las personas se le viene a la cabeza la película de Clint Eastwood, pero mucho antes de que esta llegara a la gran pantalla en el 2008, ese nombre era asociado a uno de los mejores equipos italianos de todos los tiempos, el Torino AC.  Este conjunto fue cinco veces consecutivas campeón del Calcio entre 1942 y 1949 (en 1944 y 1945 no se jugó debido a la Segunda Guerra Mundial). Durante esa época se le consideró la escuadra más poderosa del mundo. Para más inri se daba el lujo de tener a diez de los once jugadores titulares de la selección italiana en sus filas. Por todo ello, era conocido como “Il Grande Torino”.

La fama de este gran equipo traspasó las fronteras y sus jugadores eran reconocidos y admirados por todos los amantes del balompié. El prestigio ganado con sus contundentes triunfos lo convertían en un invitado de lujo para disputar partidos amistosos, en los cuales les pagaban grandes cantidades de dinero. Uno de estos encuentros llevó al combinado turinés hasta Lisboa para enfrentarse al Benfica, con motivo de la despedida del gran capitán lisboeta José Ferreria.

Terminado el partido iniciaron el viaje de vuelta en un avión Fiat G212CP. Era el 4 de mayo de 1949. Este vuelo chárter llevaba a la plantilla, formada por dieciocho jugadores, y a otras quince personas entre cuerpo técnico, dirigentes y periodistas, pero el avión se quedó a tan solo 20 kilómetros de su destino.

Una gran tormenta azotaba Turín. El descenso hacia el aeropuerto ya había comenzado, pero la falta de visibilidad impidió que el piloto se diera cuenta de que estaba sobrevolando demasiado bajo y terminó estrellándose contra la Basílica de Superga. El impacto fue tremendo y todos los pasajeros fallecieron. La tragedia conmocionó no solo a todo el país, sino al mundo del fútbol, que en el funeral se unió para rendirle el último homenaje a ‘Il Grande Torino’.

El siniestro fue de tal magnitud, que un año después toda Italia seguía conmocionada. Por ello, la selección nacional que en el verano de 1950 tenía que ir a Brasil a disputar el Mundial, decidió hacer el trayecto en barco, el transatlántico Sises. Los jugadores se concentraron en Roma, para después viajar hasta Nápoles, donde se embarcarían en el citado buque, que cubría la línea Nápoles – Santos,  rumbo al país sudamericano. Durante la larga travesía, hicieron una escala en Las Palmas de Gran Canaria, donde disputaron un partido entre ellos mismos. El resto de la preparación la tuvieron que hacer en la cubierta del barco, lo que provocaba que perdieran una y otra vez los balones, que se caían en el mar, además de los consiguientes problemas de preparación física y táctica.

Un viaje agotador que hizo que esa Italia que había sido campeona del mundo en las dos citas anteriores (1934 y 1938) dijese adiós a las primeras de cambio. Una selección que se había convertido en la primera en hacer doblete y en ganar dos campeonatos seguidos. Todos seguían añorando y llorando la pérdida de esos jugadores.

La Azzurra quedó encuadrada en el grupo C (primera vez que se utilizaba este formato) junto a Suecia y Paraguay. La derrota en el primer partido ante los nórdicos la dejó prácticamente sin opciones de clasificación. La defensora del título cayó en la primera ronda del torneo, acabando en el séptimo puesto, entre un total de trece participantes.

Tocaba un largo viaje de regreso a Italia con la desilusión de la derrota, pero con la conciencia tranquila de haber rendido su pequeño homenaje a unos jugadores que debían haber sido los grandes protagonistas de aquel Mundial de Brasil. Un país que, por ahora, seguirá sin traer buenos recuerdos a los italianos, ya que en el segundo campeonato que se ha celebrado allí, han vuelto a caer a las primeras de cambio.

María Trigo.

Compartir:
María Trigo. Coordinadora de contenidos en Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.