El reinado del Barça de balonmano

El reinado del Barça de balonmano

El FC Barcelona de Balonmano se ha convertido esta temporada en el club con más títulos europeos de la historia.

Barça de balonmano
Imagen: FCB.

El conjunto culé consiguió esta temporada la EHF Velux Champions League, siendo su noveno trofeo desde la creación de la competición. Además de estas 9 Champions, tiene en sus vitrinas 2 mundiales de clubes, 5 Recopas, 1 Copa EHF y 5 Supercopas de Europa como entorchados internacionales. También decoran sus vitrinas 22 ligas nacionales, 19 Copas del Rey, 10 Copas Asobal y 17 Supercopas de España.

Los blaugranas, con Valero Rivera como técnico, también gozaron de su época dorada, y -al igual que en el fútbol- fueron catalogados como el ‘Dream Team’ entre 1990 y 2004. Fueron años gloriosos, donde pasaron por sus filas los mejores jugadores del mundo. Hablamos de hombres como Barbany, Lopez-Balcells, Sagales, Cabanas, Vujocic, Rico, Urdangarín, Masip, Barrufet, Dedu o Wenta. Y es que los catalanes siempre se caracterizaron por su favor al balonmano. De hecho, jugador que destacaba en un europeo, mundial o Juegos Olímpicos acababa enfundándose la camiseta del equipo condal.

Tanto en la época de Valero como director técnico como en las posteriores de Sagales, Masip o Xavier O´Callaghan -siempre exjugadores del  club- la idea ha sido la misma, con un talonario fácil y una Masía en pleno rendimiento. A parte de los grandes fichajes, La Masía ha sido un gran emblema dentro de las plantillas del Balonmano con frutos como Urdangarin, Barrufet o mas recientemente el actual capitán del equipo: Víctor Tomás.

El germen de un equipo legendario

El máximo esplendor de la sección comenzó con la llegada de Valero Rivera a la dirección técnica. En la temporada 1989/1990 conquistaron la ASOBAL y el subcampeonato de la competición europea. En la siguiente campaña llegó la primera Champions con el antiguo formato. La final consistía en una ida y una vuelta en la que el Proleter Zrenjanin de Yugoslavia fue el rival batido por los de Rivera.

La siguiente Champions cayó en la temporada 1995/1996 contra el que era vigente campeón de la competición, el Elgorriaga Bidasoa de Irún. Una final en la que el Barça se impuso por 23-15 en el Palau para posteriormente empatar a 23 en Artaleku. A partir de aquí empieza el dominio del ‘Dream Team’, ganando cinco veces consecutivas la competición europea. En las temporadas 96/97, 97/98 y 98/99 se disputaron finales antológicas para la historia del balonmano, siempre contra el histórico Badel Zagreb de Croacia. Fue una época de duelos épicos en el Palau y en el Dom Sportova, con grandes jugadores enfrentados, como Goluza o Saracevic.

Fin de ciclo y vuelta a empezar

Al año siguiente seguía el dominio culé y los catalanes se agenciaron el torneo más prestigioso de Europa en una final complicada frente al THW Kiel de Alemania, otro club que a día de hoy sigue la misma idea del Barça: grandes fichajes conjugados con una gran cantera.

Sin embargo, todo no iba a ser color de rosa para los barceloneses, algún día tenía que llegar la decadencia del ‘Dream Team’. Se produjo a causa de la aparición en el plano internacional del Portland San Antonio de Pamplona, que le arrebató la siguiente Champions. Una final disputada y ganada por un club que llegó a ese nivel a golpe de talonario, con el objetivo de hacerle sombra al Barça tanto dentro como fuera de España.

Con la decadencia del ‘Dream Team’, Valero Rivera decidió marcharse y Xesco Espar, segundo entrenador del equipo culé hasta el momento, se hizo cargo del equipo. Catalogado como un estudioso de la preparación física y de la cantera del Barça, el nuevo inquilino triunfó, al conseguir una Liga ASOBAL, una Copa del Rey, una Supercopa de España y una Champions.  Esta última la consiguió después de ganarle al Balonmano Ciudad Real, otro club creado a golpe de talonario por Diaz de Mera. Aquella final se disputó en el Palau y el Quijote Arena, y se caracterizó por su igualdad y por los resultados ajustados de 28-27 y 29-27, con Iker Romero como gran estrella.

Estos dos clubes se volvieron a encontrar en la final del 2011, ya con el formato de Final Four, que se disputaría en Colonia (Alemania). Un partido que el Barça ganó por 27-24, dejando atrás en las semifinales a dos conjuntos germanos como el Rein-Neckar Lowen y el Hamburgo, y ya con Xavi Pascual en el banquillo blaugrana, tras el discreto paso de Manolo Cadenas, quien no obtuvo éxitos europeos.

La ansiada Novena

Este año, después de varias Final Fours cayendo de forma consecutiva en semifinales y finales, los culés consiguieron la Novena frente al Verzprem húngaro, dirigido por un español y además exjugador del Futbol Club Barcelona: Antonio Carlos Ortega, que ganó con el equipo blaugrana un total de seis Champions.

Después de este repaso por la historia moderna del Futbol Club Barcelona y analizando todo lo logrado por este club, no está de más catalogar a los culés como uno de los equipos con mejor palmarés del mundo y, por tanto, como el mejor de la historia del balonmano.

Máximo Gutiérrez.

Compartir:
Redacción Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.