El Madrid reina con justicia en la Copa

El Madrid reina con justicia en la Copa

Los de Ancelotti fueron superiores y se adelantaron en el minuto 11 con un tanto de Di María. Bartra empató en la segunda mitad y Bale deshizo la igualdad con una tremenda galopada frente a la pasividad ‘culé’. La pesadilla no acaba para los azulgranas, que han visto disipada cualquier esperanza de ganar un título en este complicado 2014.

Final Copa del Rey. FC Barcelona - Real Madrid

Como si el tiempo no hubiese pasado, pero con muchas batallas de por medio, los dos colosos del fútbol español, los archienemigos, los «grandes» -con permiso del guerrillero Atleti-, volvían a verse en una final de Copa en Mestalla, apenas tres años después.

Con los ánimos más calmados que en la etapa Mourinho, pero con la rivalidad intacta que se presupone en una guerra futbolística de este calibre, Real Madrid y Barça, Barça y Real Madrid, se citaban de nuevo en la lucha por un título.

Gradas llenas, los 22 elegidos sobre el verde de Mestalla  y la revancha por pasadas derrotas frente al eterno rival como telón de fondo. Dos estilos diferentes en los que se concentran muchos de los mejores futbolistas del planeta.

Ambos llegaban con bajas notables: la defensa culé, en jaque por la lesión de Piqué, y el ataque merengue, mermado por la ausencia de Ronaldo -que marcó el tanto que dio la Copa al Madrid en 2011-, pero los dos bandos con titulares de garantías para pelear por el primer título del año, y el único al que el Barcelona podía aspirar tras una inestable temporada a nivel deportivo e institucional.

Así las cosas, pocas sorpresas hubo en los onces iniciales, con el recuperado Bartra sustituyendo a Piqué y la apuesta por Fàbregas y Neymar arriba, en detrimento de un juego más abierto a las bandas con Pedro y Alexis. Mientras, Ancelotti dio la titularidad a Isco en lugar de a Illarramendi, dando prioridad a un fútbol más ofensivo.

La suerte estaba echada y el cuero empezaba a rodar en los pies de los blancos con un impresionante ambiente de fondo en el feudo valencianista. De los merengues fueron las primeras ocasiones del encuentro, cuando Bale se lanzó por banda izquierda y cruzó un disparo que salió pegado al palo izquierdo de Pinto. Un minuto después, el galés se dio la vuelta dentro del área y su lanzamiento salió desviado.

Letalidad argentina

A la tercera fue a la vencida. Pérdida de balón de los catalanes en campo contrario y contraataque que finaliza con la asistencia de Benzema a Di María. El argentino no perdonó con un chut que rozó el guardameta sin la fuerza necesaria para evitar el gol. Jarro de agua fría para el Barcelona, que no salió lo suficientemente concentrado y acabó pagando demasiado pronto sus errores.

La tensión era lógica y palpable desde el primer instante y los rifirrafes entre los contendientes de uno y otro bando los intentaba atajar el colegiado poniendo bajo el listón de las amarillas – tres en el primer cuarto de hora-.

El lastre del tanto en contra no amilanó a los azulgranas, que siguieron subiendo al ataque, pero empeñados en elaborar jugadas por dentro, donde los de Ancelotti se mostraban sólidos, con hasta nueve hombres defendiendo cuando el rival atacaba, una telaraña que se antojaba imposible de desbaratar sin imprimir la velocidad necesaria -y la cual el equipo no tenía-. Jordi Alba tuvo en el 22′ el primer lanzamiento culé entre los tres palos, con un remate de cabeza que atrapó Casillas sin problemas.

Intentaba elaborar y elaborar el Barça, que no podía superar la muralla blanca, mientras estos aprovechaban los errores del contrario para salir rápido a la contra. Así llegó el remate de Isco dentro del área, que sacó la defensa en el último instante. Los madridistas llevaban el peligro cada vez que el esférico estaba en sus pies. No necesitan la posesión, no abusan del control del balón, pero cuando lo tienen, el miedo acecha la portería rival convirtiendo cada jugada en una pesadilla para los adversarios.

Ya en los últimos instantes de la primera mitad, una jugada embarullada acabó con un lanzamiento de Messi desde la frontal que se perdió por línea de fondo. Discreta participación del argentino en una noche en la que se esperaba todo de él.

Dadas las circunstancias, el descanso benefició a un Barcelona que indudablemente necesitaba cambiar algo para reaccionar y dar la vuelta a un partido que ya había empezado de cara para los merengues.

Tras la reanudación, Adriano entró por Jordi Alba, que se marchó lesionado, y mismo comienzo: ocasión de Bale, que regatea al rival y dispara para enviar el cuero fuera, lo mismo que hizo unos minutos después tras caerle un mal despeje de la defensa culé.

No lograba arrancar el Barcelona y el ‘Tata’ optó por sacar a Fàbregas del campo y meter a Pedro, pero la reacción no llegaba y eran los de Ancelotti los que seguían disfrutando de las ocasiones más claras, con un cabezazo que atrapó Pinto, y dos disparos de Benzema, uno que despejó la defensa y otro al palo.

Vuelta a empezar

En el otro área fue Bartra el que tuvo que poner a prueba a Casillas, con un derechazo que envió el madrileño a córner. El central catalán fue el que cambió el marcador instantes después, tras un saque de esquina botado por Xavi que remató providencialmente de cabeza para poner las tablas en el luminoso. Poco antes se le anuló un tanto a Bale por falta al portero. El madridista volvió a dar trabajo a Pinto, quien de nuevo salvó el gol y provocó que los aficionados coreasen su nombre.

La diana de Bartra dio fuerzas a un Barcelona que se hallaba perdido en el campo, sin saber a qué jugar, y al que el gol le llegó en el mejor momento posible. Pero el Madrid no renunciaba a sus posibilidades y continuaba aprovechando sus opciones, como hizo Modric con un chut que se estrelló en el palo derecho de Pinto. Cada pérdida de los azulgranas suponía un nuevo contraataque de su contrincante.

Golpe mortal

Ya entrada la recta final, el Madrid asestó el golpe letal al enemigo con una jugada para el recuerdo. Balón que recuperan en campo propio y sale Bale, que recorre todo el campo por la autopista que Alves dejó y se mete en la cocina para batir al guardameta y poner el 1-2 definitivo.

Neymar la envió al palo minutos después, pero ya era demasiado tarde para enmendar los errores cometidos por los culés durante todo el encuentro, en un partido en el que no se sintieron cómodos en ningún momento y en el que no mostraron su mejor fútbol. El Real Madrid vuelve a ganar al FC Barcelona tres años después en el mismo escenario y deshace el empate entre ambos en Copa -se habían enfrentado seis veces con tres victorias para cada uno-. Adiós a la última esperanza de los catalanes de llevarse un título en un 2014 que se les complica por momentos. Los de Ancelotti salen reforzados al imponerse al fin a un «grande» y conquistar su primer trofeo de la temporada.

Ficha técnica:

– FC Barcelona: Pinto, Alves, Mascherano, Bartra (Alexis, min. 86), Alba (Adriano, min. 45), Sergio, Xavi, Iniesta, Neymar, Messi y Fàbregas (Pedro, min. 59).

– Real Madrid: Casillas, Carvajal, Pepe, Ramos, Coentrão, Xabi Alonso, Modric, Isco (Casemiro, min. 88), Di María (Illarramendi, min. 86), Benzema (Varane, min. 89) y Bale.

– Árbitro: Mateu Lahoz (comité valenciano). Amonestó a los locales Neymar (min. 16), Mascherano (min. 52), y a los visitantes Isco (min. 2), Pepe (min. 16), Alonso (min. 87).

– Goles: 0-1 Di María (min. 11), 1-1 Bartra (min. 68), 1-2 Bale (min. 84).

Rocío Bonachera Escribano

Cofundadora de Olympo Deportivo. Periodista, máster en periodismo deportivo e inmersa en el Social Media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.