Djokovic y el ansiado tesoro de París

Djokovic y el ansiado tesoro de París

El tenista serbio buscará en la capital francesa el único gran torneo que le falta en sus vitrinas. Las horas bajas de Nadal otorgan a Nole, más que nunca, la papeleta de favorito.

En el mundo del tenis, la primavera es sinónimo de tierra batida. El mes de las flores, el de mayo, anuncia la llegada del segundo Grand Slam del año. París ya está engalanada para vivir una nueva edición de Roland Garros, que será el mejor barómetro para medir el nivel de las mejores raquetas del planeta.

Hasta el momento, cuatro grandes de las cinco citas más importantes del año -a nivel masculino- han ido a parar a las mismas manos, las del número 1 del mundo Novak Djokovic. El serbio, tras alzarse con el Abierto de Australia, Indian Wells, Miami Open y con el Masters de Roma, ya ha batido el récord de permanencia del ranking ATP que poseía Rafa Nadal.

En dos de esas finales su víctima fue Andy Murray -quien sí pudo hacerse con el Mutua Madrid Open-, mientras que en Indian Wells y en Roma su víctima final no fue otro que Roger Federer. Lo cierto es que tanto el escocés -quien se ha destapado en esta superficie- como el suizo parecen ser los únicos capaces de incomodar al serbio, con el permiso de Nadal.

Qué duda cabe, de que relacionar el nombre de Rafael Nadal a este histórico torneo es casi un acto reflejo, puesto que el mallorquín se ha hecho nada más y nada menos que con 9 de las últimas 10 ediciones. Únicamente Söderling fue capaz de pararle los pies en 2009, en una edición que fue a parar a las vitrinas de Federer.

Nadie tiene más Abiertos de Francia que el de Manacor, el único Grand Slam que se le ha resistido hasta el momento a Novak Djokovic. Este año las cosas pintan más parejas que nunca sobre la arcilla de París, ya que Nadal aún no ha recuperado su estado de forma. Está en ello, aunque él mismo duda del hecho de que vuelva a ser el mismo de antes. Lo único que le orientará serán los partidos, y en Madrid pudo competir, al menos hasta la final.

También está por ver si alguno de la nueva camada de tenistas podrá reivindicarse en la capital francesa, ya que hasta el momento el papel de los Nishikori, Wawrinka,  Cilic o Raonic -que ha causado baja de última hora- está resultado más discreto de lo esperado, a tenor de lo conseguido en 2014.  En segundo plano, un Tomas Berdych y un David Ferrer que ansían dar el salto definitivo al Top 5 mundial.

El reto de Carla

El de Carla Suárez es uno de los grandes nombres del año en el deporte femenino español. Después de mucho tiempo, una tenista nacional forma parte del Top 10 en el ranking WTA. La tenista canaria logró hacerlo en Miami, tras alcanzar la final del torneo que lleva el nombre de dicha ciudad.

Perdió ante Serena Williams, pero teniendo en cuenta el poderío y la hegemonía de la estadounidense podemos decir que este tipo de derrotas forman parte de su “máster”. Para doctorarse, deberá ganar un Grand Slam, y Francia parece un lugar propicio para, al menos, intentarlo, ya que es ahí donde menos veces ha ganado Serena. De hecho, “solo” lo ha hecho 2 veces, en 2002 y en 2013.

Tampoco estarán solas. Además de la omnipresente María Sharapova, el tenis femenino está dando muy buenas promesas y realidades en los últimos años, además de la española. Es el caso de Simona Halep (número 3 del mundo y subcampeona en Roland Garros el pasado año), Petra Kvitová, Caroline Wozniacki, Ana Ivanovic o Eugenie Bouchard, de quien ya hemos hablado en este medio.

Compartir:
Redacción Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.