El dilema del tenis

El dilema del tenis

Las ausencias de Carla Suárez y de Garbiñe Muguruza en la convocatoria del combinado español para la disputa de la Copa Federación han reavivado el eterno debate del tenis.

Tras la negativa de las dos mejores tenistas españolas del momento y la lesión a última hora de Tita Torró, la seleccionadora nacional, Conchita Martínez, se halla inmersa en la necesidad de encontrar una sustituta que acompañe a Lara Arruabarrena, Sara Sorribes y a Anabel Medina los días 18 y 19 de abril en Argentina.

España se juega el no descender a la tercera división de la Copa Federación, lo que supondría un nuevo varapalo para el tenis nacional, tras la reciente pérdida de categoría por parte la selección masculina (también con circunstancias similares).

Cruce de intereses

El hecho de que la número 10 y la número 19 del ranking mundial hayan declinado la opción de asistir a este evento no es algo casual. Al igual que le ocurriese a Rafa Nadal en el combinado masculino, la exigencia del circuito profesional y lo apretado del calendario comprometen en exceso a los jugadores, que ven en los grandes torneos mucha mayor recompensa tanto deportiva como económica.

Estas decisiones, que pueden acarrear conflictos internos entre las selecciones o cierto molestar por parte de los aficionados, no solo se dan en España. Sin ir más lejos, Roger Federer también se ha visto obligado no hace mucho a declinar su participación en la Copa Davis a causa de molestias físicas. Más allá de ese echo, el Maestro Suizo -al igual que Nadal- se ha mostrado en más de una ocasión bastante crítico con la Federación Internacional de Tenis (ITF).

Con todo ello, desde las altas esferas del deporte de la raqueta se sigue haciendo oídos sordos a las críticas de los profesionales, por lo que no se esperan grandes cambios a corto plazo.

La complejidad de cambiar el calendario y la organización de estas competiciones haciéndolas más amigables a los circuitos ATP y WTA siguen siendo motivos de peso para no tomar cartas en el asunto. Mientras las fases finales de estos torneos dejen rentabilidad económica, el debate seguirá estando en la «responsabilidad y patriotismo del tenista».

José Antonio Vega.

Compartir:
José Antonio Vega. Director y Fundador de Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.