Lunes , 27 Febrero 2017
Inicio / Noticias / Opinión / Contador no vence, pero convence
Contador no vence, pero convence
Contador, durante la París-Niza 2016. | Foto: AFP.

Contador no vence, pero convence

Contador es único. Todo son alabanzas hacia su persona en estos momentos. Incluso se ha llegado a decir que si no existiera habría que inventarlo. Es a él a quien los patrocinadores quieren para sus carreras. Es a quien todas las cámaras buscan, al que desean acercar el micrófono los periodistas y el que más flashes dispara. Es lo que tiene ser uno de los mejores ciclistas de todos los tiempos. Pero no es por su palmarés o por las posibilidades de ganar carreras por lo que es el más buscado, simplemente es porque nunca falla a los aficionados. Según pasan los años nos encaminamos cada vez más hacia el ciclismo de control, de carreras que son más previsibles que el guion de una película de Steven Seagal. Pero un madrileño, Alberto Contador, lleva toda una vida resistiendo una y otra vez los influjos de la modernidad, y tira de épica para que el aficionado a la bicicleta siga apasionándose, para que el ciclismo siga mereciendo la pena.

La París-Niza, tradicionalmente conocida como la carrera del sol (quizá deberían ir pensando en cambiarle ese sobrenombre), sirve habitualmente para conjeturar cómo va a discurrir el resto de la temporada ciclista. Alberto Contador (Tinkoff), era la estrella que encabezaba todas las apuestas y el favorito a la victoria final. Como ya se sabe, no la consiguió (la había ganado en 2007 y 2010), pero sin embargo ha obtenido algo aún más importante, certificar que sigue siendo el número uno.

Alberto #Contador continúa desafiando al #ciclismo moderno a base de épica. Clic para tuitear

Los rivales le admiran y le temen, y los 4 segundos de diferencia con Geraint Thomas (Sky), vencedor final de la carrera, no engañan a nadie. El galés decía sentirse orgulloso de la victoria, y agradecía a su compañero Sergio Henao el enorme esfuerzo que había realizado para acercarle a Contador una y otra vez, ya que sin su ayuda no habría podido ganar. Pues sí, con mucho amor propio por parte de Thomas en las dos últimas etapas, donde Contador le puso contra las cuerdas con numerosos ataques, y mucho trabajo de todo el Sky y algún otro aliado, y la fortuna de la suspensión de la tercera etapa (quizá si no se hubiese suspendido el resultado de la clasificación general hubiese sido otro), la escuadra de superestrellas británica suma otro merecido triunfo.

Hay que destacar la buena actuación de Richie Porte, 3º (BMC) y de Ion Izaguirre, 5º (Movistar), ya que ambos se están afianzando como especialistas en carreras de una semana haciendo siempre buenas clasificaciones, así como la del prometedor Ilnur Zakarin (Katusha), 4º y ganador de una etapa.

“El objetivo era ganar y me ha faltado un poquito”, lamentaba Alberto en declaraciones tras acabar la carrera. Con una media sonrisa dibujada y sabiendo que el objetivo está en julio, apostillaba que “las sensaciones son muy, muy buenas. Estoy muy satisfecho por cómo se ha desarrollado la carrera y porque las impresiones que tenía en casa se han plasmado en carrera”. Y por si no había quedado suficientemente claro, continuaba: “Mi estado de forma es bastante bueno, me recuerda al de 2014, que quizá fue el mejor de mi carrera”. Un claro mensaje a quien le quiera escuchar, ya sean rivales o aliados. Esa es la única realidad.

No sabemos quién va a ganar el Tour de Francia. Froome es una máquina casi invencible cuando acelera, y a Quintana ya le toca ganar y clase no le falta, pero lo que todos tenemos claro, y ya se encarga él de recordárnoslo carrera tras carrera, (y no sólo con palabras sino con hechos) es que para ganar a Contador hay que sudar mucho. No te puedes despistar porque te atacará aunque sea en un llano, provocará un abanico si Eolo se anima a soplar. ¿Y si suspenden una etapa de montaña? No te fíes, porque estará más descansado al día siguiente y atacará el doble por lo que no pudo hacer el día anterior. Es posible que no gane, pero qué más da. Servidor y muchos más encendemos el televisor por él, porque sabemos que mientras tomamos un café buscándole entre el pelotón, él está maquinando como acabar con esos campeones que físicamente le pueden superar, pero que mentalmente están muy por detrás, mirando más el navegador, el pulsómetro y el medidor de vatios que a su alrededor.

La próxima cita del madrileño es Volta a Catalunya, a partir del 21 de Marzo, y con la presencia de Froome y Quintana. No quiero apostar a quien es el ganador, prefiero apostar  a que Contador  lo va a dar todo para estar lo más arriba posible. Eso sí que es una apuesta segura.

César Casas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR