Citroën echó a Kris Meeke del equipo el pasado jueves de una manera tan repentina como una pedrada en la cabeza. Lo sorprendente no fue el hecho...