Carta abierta a Johan Cruyff

Carta abierta a Johan Cruyff

Hola, Johan:

Puede dar la impresión de que nada ha cambiado, de que todo sigue su curso. Sin embargo, esto ya no es lo que era. Tu recuerdo sigue muy vivo, y más presente que nunca. Ese deporte que te lo dio todo, pero que al mismo tiempo tanto te debe, sigue triste, extrañándote y llorándote.

Te escribo estas líneas, simplemente para decirte que desde tu marcha nada ha sido igual. Tu adiós significó mucho más que la ausencia de una gran figura. Desde aquel día, del que se cumple un año, el fútbol quedó huérfano.

Recuerdo tus inicios en aquel Ajax que paseaba triunfante por el viejo continente. Un equipo del cual tú eras un héroe. Sí, tú, con tu cuerpo espigado y alargado demostraste que este juego iba más allá de la robustez. Que el talento y la técnica eran capaces de sobreponerse a un potente físico. El Flaco te apodaban, y hay que ver cómo se las gastaba ese Flaco.

Fuiste el padre del llamado ‘fútbol total’ que llevó a la selección holandesa a vivir su época más dorada. Cambiaste este juego con tus pies, y lo revolucionaste totalmente con tu privilegiada mente.

Nunca has sido un hombre cobarde Johan, y lo demostraste como entrenador. Te gustaba la posesión, el toque y la elaboración, sin dejar de lado la verticalidad y la profundidad. Por eso alineabas a más delanteros que defensas, poblando el centro del campo, y es que según tú “si nosotros tenemos la pelota, ellos no pueden atacarnos”. Qué sencillo, ¿no?, pues eso parecía una quimera hasta que nos lo hiciste ver a todos. Hay que decirlo, ibas siempre por delante del resto, al igual que cuando jugabas.

En Barcelona tuvieron la gran fortuna de disfrutar tu obra en su mayor plenitud. Una obra que siempre llevará el sello culé, pero que se ha convertido en patrimonio futbolístico internacional. Prueba de ello es que muchos han intentado después seguir tus pasos, aunque muy pocos lo han conseguido.

No quiero excederme, podría seguir resaltando tus virtudes durante páginas enteras. Nadie ha dejado un legado como el tuyo. Tú nos hiciste ver el fútbol desde otro prisma, desde un punto de vista diferente y jamás pensado.

Obviamente, no podía despedirme de ti, Johan Cruyff, sin darte las gracias. Gracias por compartir tu filosofía con todos los que amamos el fútbol, y no haberte reservado nada.

Carlos Garrido.

Redacción Olympo Deportivo.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

olympodeportivo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies