Con tan solo cinco años de vida, un accidente provocó la amputación de tres dedos de la mano derecha de una niña búlgara llamada Yordanka...