Lunes , 27 Febrero 2017
Inicio / Noticias / Opinión / Pasaportes sin arraigo
Pasaportes sin arraigo

Pasaportes sin arraigo

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) anunció el pasado martes su decisión de congelar las solicitudes de cambio de nacionalidad de los atletas de manera temporal. Esta decisión ha sido consecuencia de un importante incremento de peticiones en los últimos años, especialmente de deportistas africanos.

Su decisión descansa en el argumento de que estas peticiones “obedecen en muchos casos a razones exclusivamente económicas“. Y es que, según los expertos de la IAAF, muchos de estos atletas no tienen ningún tipo de vínculo con estos países a los que desean representar. Turquía y los países del Golfo Pérsico atraen abiertamente a estos atletas que ven en ellos oportunidades económicas y escaparates que no tienen en sus lugares de origen.

El presidente de la IAAF, Sebastian Coe, se ha pronunciado al respecto: “He hablado con muchas asociaciones miembros que reciben periódicamente una lista de atletas que lo hacen sólo por negocio. Ese no puede ser un sistema sostenible”. “El atletismo, que en sus niveles más altos de competición es un deporte basado en equipos nacionales, es particularmente vulnerable en este aspecto”, añadió el mandatario británico.

Quizás la clave del problema se halla en que el potencial deportivo africano está incomprensiblemente desaprovechado a causa de la situación política, social y económica que atraviesan la mayoría del los estados del continente. Se hace complicado imaginar un programa de becas para deportistas en lugares donde los derechos humanos y la necesidades básicas no están garantizados.

Valorar las soluciones políticas a esos problemas sería desviarse en exceso del tema, y del deporte en sí, pero una solución para estos deportistas pudiera ser la implantación a nivel internacional de una red de mecenazgo por parte del sector privado, con el compromiso de respaldar a los atletas en África y en todos los países subdesarrollados.

No obstante, la petición de cambiar de nacionalidad solo por interés económico desvirtúa la competición, por lo que la decisión que ha tomado el máximo organismo del atletismo parece razonable. Eso sí, en sus manos está promover este deporte y hacer atractivas las inversiones del sector privado para pasar a formar parte de la solución.

José Antonio Vega.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR