Los cuartos de final de la competición más laureada a nivel de clubes echó el cierre dejando un regusto agradable en el paladar del espectador.