Alemania conquista América

Alemania conquista América

El trono del fútbol tiene nuevo dueño, y sus colores son el negro, rojo y el amarillo. Tal y como sucedió en 1990, Alemania se impuso a Argentina con el solitario gol de Götze en la prórroga, dejando a Messi y compañía con la miel en los labios después de haber mostrado una versión mejorada de la ofrecida frente a Holanda en semifinales, pero que no fue suficiente para batir a los teutones, que se convierten en la primera selección europea en ganar un Mundial en el continente americano.

Alemania levanta su cuarta copa del Mundo 1 Foto: FIFA
Alemania levanta su cuarta Copa del Mundo. | Foto: FIFA

Como se esperaba, Di María no llegó a tiempo para arriesgar y tanto Löw como Sabella apostaron por los mismos onces que jugaron las semifinales, salvo por el contratiempo que supuso la lesión de Khedira durante el calentamiento y que hizo que entrase en su lugar Kramer.

El balón empezaba a rodar sobre el verde de un rebosante y soleado Maracaná, con una Alemania que empezaba con iniciativa y ganas de abrir pronto el marcador, pero que se encontraba con una Argentina que cerraba los espacios y adelantaba sus líneas para impedir las llegadas de los teutones.

A la contra llegó la primera internada de Argentina, que acabó con un disparo cruzado de Higuaín que se perdió por línea de fondo. Primeros minutos y las cartas ya estaban sobre la mesa. Las ganas de marcar podían más que el respeto que se presupone en un partido de este calibre, y la faceta ofensiva de ambas selecciones empezaba a animarse.

Aparecía Messi por la banda derecha, con un cambio de velocidad que dejó atrás a su perseguidor y poniendo un pase atrás que no encontró rematador. Biglia lo intentó desde lejos, pero su disparo fue despedido a córner. Alemania tenía más el control del cuero, pero Argentina empezaba a meter miedo en el área rival.

En el 20′, un balón mal cedido por Kroos acabó en los pies de Higuaín, que falló solo frente a Neuer, mientras que diez minutos más tarde le anularon un gol por fuera de juego.

Por su parte, los de Löw tenían bastantes dificultades para encontrar huecos entre los albicelestes. Seguían los contratiempos para los europeos, esta vez con la lesión de Kramer, que no se recuperó de un golpe en la cabeza y tuvo que ser sustituido por Schürrle cuando apenas se pasaba la media hora de juego, lo que obligó al seleccionador a cambiar su esquema habitual. Precisamente el jugador del Chelsea tuvo en sus botas el primero, con un chut que despejó Romero.

La apisonadora alemana de semifinales no estaba hoy a su mejor nivel frente a una Argentina que tiraba de actitud y demostraba necesitar poco para plantarse en las inmediaciones de Neuer con peligro. A ello se unía un participativo Messi, que empezaba a mostrar su mejor versión, con la velocidad, ofrecimiento y cambios de ritmo que se le añoraban en los últimos meses en el Camp Nou.

Los últimos minutos antes del descanso fueron para los alemanes. Kroos desperdició otra ocasión de abrir la lata al disparar mal un balón que acabó en las manos de Romero, y un remate de Höwedes se estrelló en el palo, en una jugada que fue posteriormente anulada por fuera de juego. Acababa así una primera mitad con ritmo, con opciones para ambos bandos y con todo por decidir en la segunda parte.

Mejoría albiceleste

Messi comenzó dando el susto a la vuelta del descanso, al coger un balón y chutar haciendo que el esférico se marchase rozando el palo izquierdo de Neuer. Salió más enchufada la Albiceleste, mientras los de Löw sufrían sin el cuero. Recuperó la ‘Mannschaft’ la posesión y llegó la ocasión de Klose, que peinó flojo un centro que atrapó Romero sin problemas, pero eran los de Sabella los que presentaban una mayor mejoría en esta parte, frente al descontrol alemán. En defensa es donde más fiables se mostraron, con un Boateng inconmesurable.

Muy protestada fue la jugada entre Higuaín y Neuer, en la que el meta salió casi del área a despejar y se llevó al argentino por delante, al que encima le pitaron falta.

Las ocasiones empezaban a faltar, y hasta el 71′, otra vez a disparo de Messi, no hubo mucho más destacable. Diez minutos después tuvo una buena Kroos, que también la envió fuera, y el chut flojo de Götze, que había entrado por Klose, lo blocó fácil el guardameta. Los minutos pasaban y el balón no quería entrar, a medida que el choque parecía abocado a la prórroga. Y así fue. Los 90 minutos no fueron suficientes para ninguno de los dos marcase y todo seguía quedando abierto.

Götze decanta la balanza

Schürrle fue el que primero avisó en la prórroga, con un chut que repelió Romero. Replicó Agüero con un disparo cruzado desde la izquierda que se perdió por la línea de fondo. Y otra más que fallaban los sudamericanos, esta vez Palacio, que intentó una vaselina que acabó fuera. El marcador parecía no querer moverse y el cansancio empezaba a aparecer.

La jugada definitiva llegó en el 112′. Pase de Schürrle desde la izquierda y Götze controla con el pecho y remata con la izquierda para hacer el primero de la noche. Estallaban de júbilo la afición germana y el banquillo, sabedores de que estaban a pocos minutos de volver a tocar la gloria. Argentina no pudo reaccionar y Alemania pudo hacer el segundo, pero no hubo tiempo para más y la ‘Mannschaft’ se hizo con su cuarto Mundial. La paciencia y el trabajo de Löw dan por fin sus frutos a una selección que ha mostrado un fútbol digno de ser el sucesor de la corona que ha ocupado hasta hoy España. Maracaná ya ha proclamado al nuevo rey del fútbol mundial.

Ficha técnica:

Alemania: Neuer, Lahm, Boateng, Hummels, Höwedes, Kramer (Schürrle, min. 31), Schweinsteiger, Kroos, Müller, Klose (Götze, min. 87) y Özil.

Argentina: Romero, Zabaleta, Demichelis, Garay, Rojo, Biglia, Mascherano, Pérez (Gago, min. 85), Messi, Lavezzi (Agüero, min. 46) e Higuaín (Palacio, min. 77).

Goles: 1-0 Götze (min. 112)

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Amonestó a Schweinsteiger (min. 29), Höwedes (min. 33), Mascherano ((min. 63), Agüero (min. 64).

Rocío Bonachera Escribano

Compartir:
Cofundadora de Olympo Deportivo. Periodista, máster en periodismo deportivo e inmersa en el Social Media.

Comentarios 1

  1. El epílogo de la nueva Alemania y la maldición del campeón
    Oct 23, 2019 Responder

    […] de las semifinales hasta que Rusia 2018 apagase los sueños de una generación única, la cual se elevó a los altares futbolísticos en el pasado mundial, dejando partidos míticos para el recuerdo como el 1-7 ante Brasil en […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.