Alemania celebra su centenario vapuleando a Portugal

Alemania celebra su centenario vapuleando a Portugal

Alemania celebra un tanto de hoy | Foto: FIFA.com
Alemania celebra un tanto de hoy | Foto: FIFA.com

La fiabilidad alemana tuvo este lunes otro episodio de una saga que parece nunca terminar. El conjunto germano ha logrado una victoria por 4-0 ante Portugal en su partido número 100 en los mundiales y primero en este de Brasil. Thomas Müller ha sido protagonista indiscutible del encuentro gracias a sus tres goles. El conjunto luso se quejó amargamente de la actuación arbitral, que expulsó en la primera parte a Pepe y pitó un penalti en su contra en una acción muy difícil de discernir.

Joachim Löw disponía un once muy atrevido, con la novedad principal de Lahm ocupando el centro del campo junto a Khedira y Toni Kroos. La línea de imaginación y fantasía la formaba la dupla ÖzilGötze con Müller ocupando la posición de ‘falso 9’. Howedes y Boateng, centrales naturales, ocuparon los costados.

Mientras tanto, Paulo Bento no dio lugar a la sorpresa y dispuso su equipo habitual, con Cristiano como titular. La única duda previa al choque era saber quién sería el ‘9’. Almeida le ganó la partida a Postiga.  La medular la componían el triángulo formado por Veloso, Meireles y Moutinho.

Los primeros instantes de partido no dejaron ajenos a nadie. La alternativa y lo abierto del choque invitaban a pensar que sería un encuentro muy entretenido. Portugal partió de un guion en el que dejaba la iniciativa a Alemania para después aprovechar sus errores y salir a todo trapo hacia la portería de Neuer con Cristiano y Nani. El ‘crack’ de Madeira estuvo a punto de batir al arquero después de un error en la salida de balón de Lahm.

Protagonismo para Mazic

La réplica la tuvo inmediatamente después Sami Khedira, tras un error gravísimo de Rui Patricio en un despeje, pero el centrocampista germano no acertó en su disparo al primer toque. Con el susto en el cuerpo para Portugal, el colegiado del partido, el serbio Miroslav Mazic, tuvo la cuota de protagonismo que vienen teniendo en este Mundial los colegiados, para bien o para menos bien.

Götze se coló entre la zaga lusa y Joao Pereira agarró al jugador del Bayern dentro del área. El árbitro señaló el punto fatídico ante la protesta del combinado portugués. A juzgar por las repeticiones, el penalti parece algo riguroso. Müller tomó la responsabilidad y no falló desde los once metros. Un gol que echaba abajo el plan inicial y buen inicio portugués.

Los contratiempos para Bento continuaron con la lesión de Hugo Almeida en su isquiotibial tras un lance del partido con Hummels. Lo cierto es que la aportación del ariete del Besiktas al juego de su equipo estaba siendo bastante pobre y discreta. Su reemplazo fue Eder Lopes, delantero natural de Guinea-Bisáu con pasaporte portugués y perteneciente al Sporting de Portugal. Justo antes, Nani había tenido el empate con un remate desde fuera del área que se fue arriba por centímetros.

La ‘Mannschaft’ no perdona

Portugal tenía buenas intenciones pero estaba demasiado encomendada a la aportación de Nani y de Cristiano Ronaldo. Y eso ralentizaba demasiado la salida de balón desde atrás. Faltaban rapidez y fluidez en la circulación de balón luso.

Si de algo va sobrada Alemania es de calidad individual en zona de tres cuartos. Sufrían mucho los portugueses cuando conectaban Kroos, Özil y Götze. También con los balones en profundidad a la espalda de la zaga. De una de estas ocasiones nació un córner que botó Kroos y que remató a gol Matt Hummels elevándose entre Pepe y Bruno Alves con un poderío aéreo descomunal.

Con 2-0 en el marcador, la empresa parecía complicada para Portugal, pero terminó de transformarse en imposible con dos acciones determinantes en el devenir del partido. La primera fue la expulsión por roja directa a Pepe tras un rifirrafe con Müller que se saldó con el central en la ducha antes de tiempo. Se excedió y penalizó en demasía Mazic al cuadro luso con su decisión.

La otra acción crucial fue el segundo tanto de Müller en el choque y tercero para Alemania. Kroos filtró un balón sin aparente peligro al área, pero el mediapunta germano estuvo más avispado que Bruno Alves para adelantarse a su marca y alojar el balón en las redes. Estuvo realmente flojo el jugador del Fenerbahçe en esa acción y durante los noventa minutos, al que la prensa portuguesa pide fuera del equipo titular y, por lo visto hoy, con razones de peso.

Alemania guarda los muebles

La segunda mitad del encuentro no tuvo historia alguna. Portugal se sabía ya derrotada y no hubo capacidad de reacción por su parte. Mientras tanto, Alemania tenía claro qué era lo que quería hacer. Löw avisó a sus hombres durante el descanso de la importancia de mantener la posesión de balón y de salvaguardarse las espaldas. En definitiva, toque y control absoluto por parte de los teutones para agotar a Portugal.

Visto lo visto, lo mejor que le podía pasar a la selección capitaneada por Cristiano Ronaldo -bastante apagado hoy- era que el partido finalizase cuanto antes para pensar en su próximo rival. Pero el fútbol es caprichoso y todavía se cebó más con Portugal. Coentrao cayó lesionado y se fue del campo en camilla y tapándose el rostro. André Almeida, el chico para todo, fue su sustituto. Los alemanes también probaron el infortunio de las lesiones. Hummels cayó lesionado y Mustafi, central de la Sampdoria de origen albano-kosovar, salió en su lugar. Se colocó como lateral diestro, mandando a Boateng al centro de la defensa. El holgado resultado le daba alas al técnico alemán para nuevas probaturas.

Aún tuvo tiempo Alemania de aumentar su ventaja al contragolpe. Con la entrada de Andre Schürrle, Löw buscó velocidad y fugacidad en la salida de balón en largo. Así fue como llegó una magnífica ocasión para Götze, pero su disparo lo taponó Ricardo Costa para evitar el gol.

Tanto va el cántaro a la fuente que al final… Müller la rompe. Valga adaptado el popular refrán español para explicar el partido de un jugador tan inteligente como audaz. No destaca por sus cabriolas pero lo que es incuestionable es que Müller siempre está donde tiene que estar. Así sucedió en el 4-0, aprovechando un mal blocaje de Rui Patricio y firmando un ‘hat-trick’. Con ese tanto, se eleva a la primera posición del ranking de goleadores de esta Copa del Mundo.

Con un chut lejano, en una falta de Cristiano Ronaldo que desvió Neuer, acabó el encuentro y el sufrimiento para Portugal, que tendrá que buscar su clasificación frente a Ghana y EE.UU. y con las bajas de Pepe y casi seguro de Coentrao para el próximo encuentro. Alemania gozó con su fútbol de apisonadora y ya espera al siguiente rival para certificar su presumible y esperada clasificación como primera de grupo.

Ficha técnica:

Alemania: Neuer; Boateng, Mertesacker, Hummels (Mustafi), Höwedes; Lahm, Khedira, Kroos; Götze, Özil (Schürrle) y Müller (Podolski).

Portugal: Rui Patrício; J.Pereira, Pepe; B.Alves, Coentrao (André), Moutinho, Veloso (Ricardo Costa), Meireles; Nani, H. Almeida (Eder) y Cristiano Ronaldo.

Goles: 1-0, min 10 Müller; 2-0, min 31 Hummels; 3-0, Müller min 45+1; 4-0 min 77 Müller.

Árbitro: Miroslav Mazic (serbio). Amonestó con tarjeta amarilla a Joao Pereira y expulsó con roja directa a Pepe.

 Alberto Ardila.

Redacción Olympo Deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram has returned invalid data.